A solo 60 kilómetros de Juliaca, se encuentra la localidad de Pucará, creada en el año de 1828, mundialmente famosa por su artesanía y alfarería, especialmente por los célebres ‘Toritos de Pucará’.

Sin embargo, conocer la tierra de Pucará es única pues nos revela el sincretismo cultural en esta región del altiplano, los toritos son españoles pero adornados con motivos altiplánicos de variados colores. Otro lugar importante al llegar a Pucará es el templo de la ciudad, legado de la época colonial. Sin embargo, un lugar infaltable es conocer el complejo arqueológico de Kalasaya, ubicado a solo un kilómetro fuera de la ciudad, construido hace más de 1800 años; cuenta con un área ceremonial de nueve pirámides.

COMPLEJO DE KALASAYA
Kalasaya se destaca por tener dos tipos de manifestaciones arquitectónicas: una de características monumentales de probable función ceremonial y otra rústica posiblemente de viviendas; siendo la más conocida el sector ceremonial constituido por pirámides truncas.

Asimismo, destacan 3 plazas hundidas o templos con características peculiares, tienen forma de “U” o herraje, construidas con lajas de piedra de color rojo y blanco destacando la plaza central hundida de forma cuadrangular.
Asimismo, en el lugar se ubican 4 cámaras funerarias o mausoleos que contenían restos humanos, asociados a objetos de oro y cobre.

También se puede ver esculturas en piedra que representan íconos de seres mitológicos muy estilizadas con motivos geométricos o imágenes estelares o terrenales como sapos, lagartos y serpientes.
La Cultura Pucará, es conocida especialmente por sus famosos monolitos y una cerámica peculiar, que parece corresponder en el tiempo a la fase de Tiahuanaco temprano.

En Pucará se han encontrado el llamado templo blanco y rojo; existen indicaciones de una gran ciudad, donde se han encontrado una escultura de piedra, las lápidas grabadas con figuras y motivos geométricos y una cerámica que utiliza la escisión y la pintura policroma.

MUSEO LÍTICO PUCARÁ
En el museo se exhibe un conjunto de monolitos y esculturas líticas de la cultura Pucará que han sido recuperados en el complejo arqueológico durante los trabajos de restauración y puesta en valor.
Están clasificadas en tres grupos: monolitos, estelas y esculturas zoomorfas. Cuenta con salas de exhibición de los elementos líticos más importantes.

Asimismo, hay varios monolitos con la figura de pumas, sapos y otras formas. Se puede apreciar también cerámicas de diversas tipos y tamaños, como vasijas, huacos, platos, keros, tinajas, etc. en buen estado de conservación, otras restauradas e incompletas, así como un par de zapatos de madera. También se exponen mapas, fotos, esquemas y descripciones escritas que dan información del sitio y de los monolitos.

vitplanet
inmobiliaria

Edición digita

aire acondicionado
Buscas casa

Publicidad