Puno. Mientras un grupo de médicos se movilizaban hasta el centro de la ciudad de Puno en el primer día de huelga indefinida, el director regional de Salud (Diresa), Luis Antonio Maldonado Neyra, amenazó con descuentos en vista de que su medida de lucha fue declarada ilegal, de acuedo a la Resolución Directoral General N° 98 del Ministerio de Trabajo.
Al respecto, el presidente de la Federación Médica Peruana en Puno, Stalin Ramos Ramos, consideró esta advertencia como una clara persecución a los galenos, quienes solo estarían acogiéndose al derecho de la huelga.

Enfatizó que el titular de este sector debería más preocuparse en los indicadores negativos, que hoy en día, afronta la región como son las muertes maternas, anemia, entre otras enfermedades.
A raíz de estas declaraciones, Ramos Ramos dijo que en su pliego regional se acotará el pedido de destitución de Maldonado Neyra.

fleming

Edición digita

Publicidad