Puno. Un joven taxista dijo haber sido golpeado por un policía, cuando éste y su pareja, no quisieron pagarle la carrera al piloto. Por si fuera poco, el agresor y su acompañante, se escondieron en su cuarto para no salir pese a la insistencia del agraviado y de la policía.

Según la víctima, David Callo Ramirez (25), quien conducía el taxi de placa D6U – 351 marca Toyota color blanco perteneciente a la empresa ‘Kamake’, una pareja de jóvenes le tomaron la carrera por inmediaciones del pasaje Grau y el jirón Ayacucho. “Eran como las 3 y tantos de la madrugada. Ambos subieron al asiento posterior y fuimos hasta la séptima cuadra del jirón Puno. Ellos estaban un tanto ebrios”, dice el taxista.
En esta zona el taxista le dice al joven que pague los 3 soles con 50 céntimos por el servicio. “El varón bajó y se acercó hasta mi ventana y me dio un golpe a la altura de la ceja izquierda, haciendo que mis lentes vuelen”, dijo David.

El taxista bajó del auto y metros más allá su agresor volvió a darle de puñetes y más. “Me di cuenta que era policía porque se mostró amenazante, me decía que cualquier otro día me intervendría; incluso su pareja le decía que un día de estos podría ponerme una papeleta. Ellos entraron por un callejón”, añadió el piloto.
Varios taxistas se concentraron en la cuadra a la espera de que el agresor salga; pero no fue así. Un policía llegó y con el afectado ingresaron hasta donde sería la habitación del agresor; pero, al tocar la puerta nadie salió.

fleming

Edición digita

Publicidad