Juliaca. Nueva muerte materna se registra en la región Puno. Esta vez el fallecimiento se produjo en el hospital Carlos Monge Medrano de Juliaca, donde una paciente portadora de la enfermedad VIH en su fase terminal, murió luego de practicarle la cesárea.

Se trata de la señora de iniciales I.C.C., de 34 años de edad, quien fue derivada de la provincia de Azángaro, para que termine con el periodo de gestación, ya que el bebé era un niño prematuro y corría el riesgo de fallecer durante la intervención.
Según detalló el director la Red de Salud San Román – Juliaca, Davidson Apaza Salazar, la paciente ingresó al nosocomio juliaqueño con 37 semanas de gestación, y era portadora de VIH en su fase terminal y dilomatosis en sus genitales (infección en los genitales), por lo que estaba recibiendo tratamiento desde el año 2014.

“A la mujer se le demoró la intervención porque su bebé tenía un peso menor de un kilo y medio, por lo que los ginecólogos han considerado que es un niño prematuro, y que debía madurar en la vientre de su madre para ser intervenida por cesárea y no tenga complicaciones”, dijo Apaza Salazar.
La mujer, finalmente, fue intervenida por cesárea el día 11 en la madrugada, sin embargo falleció pasadas las 24 horas (después de un día), el 12 de julio a las 17:30 horas, por la fase terminal en el que se encontraba el VIH (casi sida).

Con esto se elevan a 20 los casos de muertes maternas en la región, siendo cinco de ellos en San Román; de estos cinco tres fueron derivados de otras provincias y dos son propiamente de Juliaca.

SITUACIÓN DEL BEBÉ
El director la Red de Salud San Román, también detalló que todavía no se puede determinar si el bebé también es portador de VIH, porque todavía está en observaciones en Neonatología del hospital, pero hay bastante probabilidad de que tenga el mismo mal de su madre.y

inmobiliaria
vitplanet

Edición digita

aire acondicionado
Buscas casa

Publicidad