Puno. Dos trabajadores de la Cooperativa Ciap, fueron denunciados por una supuesta estafa y apropiación ilícita en agravio de una madre y su hija, quienes luego de depositar más de 40 mil soles, los responsables les dicen que no hay su dinero. Los investigados son el gerente Rafael Jahuira Mamani y la administradora Yaneth Apaza Yucra, esta última estaría no habida.

El abogado Efraím Sullca Quispe, defensor de la parte afectada y de quienes reservaremos sus identidades, indicó que todo empezó hace un par de años, cuando la mamá de su patrocinada, una humilde agricultora, depositó 4 mil dólares a plazo fijo en esta cooperativa ubicada en aquel entonces en la avenida Laykakota 188; y que la hija de esta, quien trabaja en una empresa minera, depositó en junio pasado la suma de 30 mil soles como ahorro móvil en la misma cooperativa.

“Cuando ellas quieren hacer el retiro, los de la cooperativa se negaban a hacer la entrega de lo depositado; y lo más grave es que se trasladaron de domicilio sin comunicar a sus clientes ahorristas. Fue entonces que se hizo ante la PNP la denuncia por estafa”, dijo el letrado.

Los agentes del Departamento de Investigación Criminal de Puno, el último jueves en la noche, fueron a constatar y verificar el local. El abogado indicó que los agentes vieron que el anterior local estaba cerrado y que el nuevo espacio no contaba con módulos, caja y otros, por lo que Rafael Jahuira y una trabajadora, fueron llevados a la instalación de la PNP para las investigaciones.
Según el abogado, la fiscal de turno solicitaría la prisión preventiva de los investigados.

fleming

Edición digita

Publicidad