Una sesión en el Parlamento de Taiwán terminó con decenas de diputados agrediéndose físicamente, este viernes. Se repartieron botellas de agua, sillas, papeles, gritos y puñetazos.

.

Por segundo día consecutivo los parlamentarios protagonizan una pelea con las mismas características. El problema: el de siempre, diferencias políticas.

.

Todo inició cuando los diputados del partido opositor, Kuomintang, rechazaron un proyecto presupuestario para un plan de infraestructura presentado por el Ejecutivo. Estos argumentan que favorece a las ciudades donde la mayoría favorece al Partido Democrático Progresista (PDP) de la presidenta Tsai Ing-wen. lo que sería una estrategia para asegurar votos para las elecciones regionales del próximo año.

.

El proyecto presentado por el Ejecutivo busca constuir líneas de tren ligero, crear planes para evitar inundaciones y utilizar energías amigables.

.

.

.

vitplanet
inmobiliaria

Edición digita

aire acondicionado
Buscas casa

Publicidad