Cercado. “Todavía estamos en la juventud, eso se lleva en el alma”, dice Ayar Peralta Vizcarra, exalumno presidente de la promoción de 1949 del colegio nacional Independencia Americana, que ayer cumplió 190 años de creación.

.

La ceremonia se realizó en las instalaciones de la institución educativa con la presencia del alcalde provincial, Alfredo Zegarra Tejada, el vicegobernador, Victor Cadenas, entre otras autoridades.

.

SIEMPRE JÓVENES
Ayar Peralta forma parte de una lista casi interminable de promociones de la “I”. La promoción más antigua fue la del año 48.
El alfeñique recuerda sus años de colegial enumerando a sus mejores docentes. “Mi profesor de educación física, ‘Pacalito’ Arévalo, Carlos Manchego, de historia, y de Química Gerardo Peralta”, recuerda.

.

Un año después de que se graduara, el 12 de junio de 1950, sucedió la llamada “Revolución del Independencia”, en la que murió un estudiante y otros ciudadanos que se unieron a la gesta que duró una semana.  Se alzaron contra el régimen militar del expresidente Manuel Odría, quien ordenó disparar a los estudiantes y pobladores que participaron de las protestas en la ciudad. “Yo y mis compañeros de promoción, que estudiabamos en la UNSA, corrimos a unirnos a la huelga de los alfeñiques, que luego se convirtió en revolución del pueblo arequipeño”, recuerda Ayar Peralta.

.

Emilio Begazo del Carpio, compañero de promoción de Peralta, cuenta que su devoción al colegio fue consolidándose con el pasar de los años.
“Siempre estoy presente en los aniversarios, nunca he faltado. Me emociono mucho cuando oigo el himno de mi colegio”, explica el alfeñique Begazo.
La promoción de 1967, que cumplió sus Bodas de Oro, también recuerda los buenos tiempos de disciplina y orden que se vivían en las clases y actividades académicas que realizaban. “Nosotros fuimos campeones en todo. Somos una de las mejores promociones de la I”, resalta Rolando Ramos Polar, presidente de la promoción de 1967.

.

Cuenta que ese año sus compañeros ganaron, también, el primer Concurso Nacional de Tiro con Rifle. Añora los mejores años del colegio Independencia. “Antes todos querían estudiar en el colegio Independencia. Se hacía una selección en todas las provincias y colegios”, cuenta Ramos Polar. Es más, la institución tenía una residencia donde se alojaba a los 120 mejores estudiantes de provincias y de zonas alejadas de Arequipa.
Cuando llegó el gobierno militar de Juan Velasco Alvarado todo cambió. Se instauró el uniforme único de pantalón plomo y camisa blanca, la educación mixta y también se eliminó la selección de estudiantes. “Hoy solo veo indisciplina”, agrega el presidente de la promoción 1967. “Antes qué ibas a ver un estudiante con los zapatos sucios o la camisa afuera. Incluso los profesores andan relajados”, explica el alfeñique Ramos Polar. Para él, en estos momentos el colegio no es más que un recuerdo de lo que fue en la década de los 50 y 60. “Necesitamos que los estudiantes y profesores estén más comprometidos con la institución”, agrega.

.

MUJERES ORGULLOSAS
El colegio Independencia fue mixto durante 5 años, de 1975 a 1980. Nexmi Daza Arenas formó parte de la primera promoción mixta de la “I”. “Fueron años duros los que nos tocó vivir. Los chicos no querían que haya mujeres en el colegio. cada vez que podían hacían huelgas, pero nosotras tampoco nos dejamos vencer”, cuenta Daza Arenas. En su promoción se graduaron 450 estudiantes en 11 secciones, de los cuales 90 eran mujeres.

.

Durante sus años de colegio marchaban como hombres y participaban de todos los concursos y torneos dentro y fuera de la institución. En 1980 ingresó la última promoción mixta del colegio, que se graduó en 1984. Muchas de las graduadas del colegio Independencia tuvieron tantos logros como los hombres. Para las Bodas de Plata de su promoción lograron juntarse 25 mujeres en el grupo de 100 asistentes.

.

Hoy, gracias a las redes sociales, están más unidas que y organizan – de vez en cuando – encuentros para las que residen en la Ciudad Blanca.
A pesar de la corta aceptación de mujeres en la I, y de los roces con los varones del colegio, las mujeres independientes siguen asistiendo a los aniversarios. “Para nosotras venir al colegio es algo especial, es como una devoción. Adoramos nuestra alma mater”, explica la alfeñique Daza, mientras agarra fuerte y con decisión su gallardete de representación.

inmobiliaria
vitplanet

Edición digita

aire acondicionado
Buscas casa

Publicidad