El proyecto minero Corani, ubicado en la provincia de Carabaya (frontera con la región Cusco), que proyecta producir 8 millones de onzas de plata (anuales) en 18 años, por fin entraría en operación en el 2020, esto se daría después de casi 20 años de haberse iniciado (2000), adelantó a Sin Fronteras el vicepresidente de Desarrollo Corporativo de la minera Bear Creek, Andrés Franco.

Explicó que la citada empresa, que cuenta con trabajadores provincianos en el Perú, realizará una inversión de 700 millones de dólares para la construcción de la infraestructura de la mina ubicada a más de 4,500 m.s.n.m.
Recordó que en el año 2013 obtuvieron la aprobación del Estudio de Impacto Ambiental, no obstante en el 2015 realizaron algunas modificaciones ya que la mina es diseminada (es decir la plata está por diversos puntos, según los trabajos de exploración realizados). Además, fue para mejorar la tecnología y lograr mayor eficiencia.

PERMISOS
Mencionó que debe obtener 266 permisos ante las diferentes entidades del Estado (Ministerio de Energía y Minas y otros), actualmente el avance se encuentra en un 70%. Esto se da por los cambios en los reglamentos que dieron los gobiernos de turno.

TRABAJO
La construcción de la infraestructura para operar la mina Corani, que será a tajo abierto, requerirá entre 1,500 a 2,000 trabajadores y en su etapa de operación empleará a unas 500 personas directamente.

PROYECTOS
PRODUCTIVOS
Andrés Franco señaló que la minera viene ejecutando diversos proyectos productivos realizados por la misma población de la comunidad de Chacaconiza, distrito de Corani (Carabaya), uno de los que más resalta es, por ejemplo, el Centro de Ciencia, Innovación y Tecnología, integrado por jóvenes de la zona y pronto será inaugurado.

ROPA INTELIGENTE
Otros de los proyectos interesantes y novedosos, que ejecuta la empresa minera Bear Creek Mining, junto a las comunidades campesinas de Quelcaya y Chacaconiza, es la ropa inteligente con fibra de alpaca y filamentos de plata.
El Perú tiene el 87% de la población mundial de alpacas, pero en estos últimos años existe la fuerte competencia de EEUU, Nueva Zelanda, China, Australia, que conocen del incremento del precio en el mercado internacional de la fibra de alpaca. Estos países emplean moderna tecnología en la crianza de las alpacas con dietas especiales, investigación en genética y reproducción selectiva, para asegurar buenas crías y que las fibras sean más finas (menos micras).

Teniendo los recursos (alpacas y plata), se ha comenzado a producir ropa inteligente, cuyo mercado potencial en el mundo al año 2019 se estima en 53 billones de dólares. En efecto, en países desarrollados se puede comprar ropa inteligente, los famosos LED flexibles que monitorean la frecuencia cardíaca, así como también la respiración. Hay, pues, una relación muy directa de este tipo de ropa con el cuidado de la salud (medición de la presión sanguínea, ritmo de la respiración, grado de estrés, etc.), proporcionando información útil para determinar el estado de salud de la persona, todo lo cual se hace de manera no invasiva.

Esta ropa inteligente se hace mediante un circuito de fibra de alpaca con plata en microsensores que opera a través de un APP que tiene un algoritmo, donde recibe información y acciona una terapia de masajes y pulsos eléctricos para combatir el estrés.
El representante de esta empresa, de igual forma dijo que esta ropa, gracias a la fibra y como buen conductor eléctrico y térmico debido a los filamentos de plata (fibra&plata), resulta siendo flexible, suave al tacto, de mejor apariencia y mucho más liviana, además que como la plata es un material antiséptico la ropa inteligente es antibacteriana.

Consideramos que es un proyecto de gran importancia que da sentido práctico a las investigaciones y avances tecnológicos, en este caso en beneficio de los pobladores de estas comunidades, que recibirán ingresos muchísimo mayores de los que en la actualidad perciben. En este sentido, la proyección social es de mucha significación por cuanto, aprovechando las ventajas competitivas con que cuentan -plata y alpacas, en ese caso- se sientan las bases de un auténtico desarrollo sostenible para las comunidades cuyo progreso no puede estar ligado irremediablemente al tiempo de la vida útil de la mina.

ALCALDE EVADE
Sin Fronteras llamó al alcalde de Corani, Remigio Mamani, sobre los proyectos sociales que está desarrollando la empresa en la zona, pero no quiso pronunciarse.

fleming

Edición digita

Publicidad