Unos 7,2 millones de venezolanos votaron el domingo en un plebiscito simbólico contra el presidente Nicolás Maduro y su Asamblea Constituyente, pero el gran desafío de la oposición ahora será cómo capitalizar ese caudal electoral parar lograr un cambio de gobierno.

.

“Venezuela lo dijo claramente: no queremos una Constituyente fraudulenta e impuesta. No queremos ser Cuba, no queremos ser un país sin libertad”, dijo el jefe del Parlamento de mayoría opositora, Julio Borges, en el teatro Chacao, este de Caracas, donde fueron anunciados los resultados.

.

La rectora de la Universidad Central de Venezuela, Cecilia García Arocha, en representación de una comisión de garantes, anunció que 6.492.381 votaron en el país y 693.789 en el exterior, tras escrutadas el 95% de las actas electorales.

.

El analista venezolano Luis Vicente León opinó que la consulta fue “masiva y simbólica”, pero el reto de la oposición “es responder la pregunta clave: Y ahora ¿qué? Eso definirá el futuro”. La oposición afirma que tras el plebiscito se activará la “hora cero”. Aunque no se han hecho anuncios precisos sobre lo que significa este momento, se entiende que es una fase decisiva de las protestas.

.

inmobiliaria
vitplanet

Edición digita

aire acondicionado
Buscas casa

Publicidad