Moquegua. Por el presunto delito contra la administración pública en la modalidad de omisión, rehusamiento o demora de actos funcionales, fueron denunciados el gerente general del Gobierno Regional Moquegua, Wildor Ferrer Zeballos, y un grupo de funcionarios. La acusación la formalizó el consejero regional Máximo Ramos Apaza la mañana de ayer ante la Fiscalía Anticorrupción.

.
En la grave acusación también estarían implicados el gerente de Administración, Alexander Bellano Javera; la jefa de Recursos Humanos, Lidia Tito Cutipa; y sus antecesores Charles Ramos Quispe y Alejandro Fernández Dávila Valencia, por haber omitido e incumplido funciones establecidas en los documentos de gestión y acuerdo regional.

.
De acuerdo a la denuncia, Ferrer Zeballos se habría rehusado a dar cumplimiento a la disposición emitida por el Consejo Regional de Moquegua, mediante acuerdo de consejo regional Nº 131-2012-CR/GRM de fecha 14 de diciembre de 2012, toda vez que a pesar de tener conocimiento del referido acuerdo no realizó actos que impliquen su obediencia al cumplimiento del mismo.

.
El documento fue presentado ante la Fiscalía Especializada en Delitos de Corrupción de Funcionarios de Moquegua, donde sustenta que los funcionarios habrían vulnerado documentos de gestión como el Reglamento de Organización de Funciones (ROF) y Manual de Organización de Funciones (MOF). Se adjunta como medios probatorios los contratos laborales realizados en el 2015, 2016 y 2017, donde se acredita que fueron suscritos sin previo concurso de méritos.

Edición digita

Buscas casa

Publicidad