En enero del 2016, personal de Inteligencia Policial en coordinación con la Fiscalía de Crimen Organizado, desbarataron una mafia dedicada a la tramitación indebida de las licencias de conducir.

.

Fueron recluidos en el penal el entonces director de Circulación Terrestre, un servidor de la Dirección Regional de Transportes y Comunicaciones en Puno (DRTCP) y tres tramitadores, entre ellos Doris Quispe conocida como “Boricua”.

.

Estas personas han sido liberadas porque se cumplió la prisión preventiva y la Fiscalía no pudo sustentar que deban estar más tiempo tras las rejas. Sin embargo, el modus operandi de esta organización ha seguido su marcha y en esta oportunidad Sin Fronteras devela cómo operan.

.

El epicentro de estos trámites se da a plena luz del día en el Circuito de Manejo de Patallani. Allí, los exámenes de conducción son “rifados” por los evaluadores, que para variar, más de la mitad no sabe conducir ni conoce a rigurosidad las normas de tránsito, tal como lo revelamos en anteriores reportajes.

.

Hoy publicaremos un hecho insultante. Uno de los postulantes que se asomó a rendir su prueba de manejo el viernes 7 de julio, aprobó sin haber ingresado al circuito. Este medio tuvo algunos percances en identificarlo, pero luego de un trabajo de investigación dimos con sus datos.

.

Aquella vez pudimos ver cómo al promediar las 15:45 horas, y tras la coordinación vía telefónica de una tramitadora con un evaluador, se le permitió el paso y se acercó a la mesa de evaluación que estaba a cargo del subdirector de Licencias de Conducir, Zenón Palomino Asencio. Al cabo de algunos minutos salió raudo, siendo interceptado por una tramitadora.

.

Al advertir que eran filmados y aprovechando que estaban al borde de la pista pararon una combi para emprender la huida. Este medio logró alcanzarlos antes de subir a la minivan que iba con destino a la ciudad de Puno.

.

Al ser interrogado con qué vehículo rindió su examen, este atinó a decirnos que no había hecho trámite alguno. “No he dado, me falta mi (examen) ‘psicosomático’… No he dado examen, ¡Vamos, vamos!”, y apuró la marcha del vehículo.

.

La mujer que lo acompañaba, se cubrió el rostro pero nuestra cámara pudo captar las imágenes de ambos. La dama tenía lentes amplios y oscuros, una casaca de cuero con capucha y cuello de peluche, prendas para encubrirse.

.

IDENTIFICADO

.

Luego de indagaciones y contrastaciones, determinamos que se trataría de Lucio Jorge Pari Manzano (32), natural del distrito de Pichacani, provincia de Puno. Este postuló de manera vertiginosa para ostentar su licencia de conducir categoría A-1.

.

Pudimos constatar que sin haber dado examen de manejo, los evaluadores lo aprobaron sin mayores observaciones.

.

Aquel día, a pesar de que a Palomino Asencio le dimos el apellido “Pari” y que no figuraba entre los reprobados, este negó alguna irregularidad. Sin embargo, accedimos a la ficha en que figura como aprobado, en el puesto número 4, al lado de otros 40 postulantes ¿cómo pudo tener ese cupo, si ingresó al cierre del circuito?

.

LA TRAMITADORA

.

Tras nuestra presencia, la tramitadora tiene cuidado en acercarse al circuito de manejo, pero opera a una considerable distancia. De acuerdo a nuestras fuentes, esta sería conocida como “Martha” y trabajaría en contubernio hasta con seis evaluadores.

.

Al ser consultado sobre este hecho, el director de Circulación Terrestre, Mauro Luján Cruz Vásquez, desvirtuó responsabilidades, afirmando que ese día se encontraba en Lima en comisión de servicios. “Veré que ha pasado, no tengo conocimiento, ese día (viernes 7 de julio) estaba fuera”, dijo.

.

Para el titular de la DRTCP, Jhon Aliaga Melo, esta situación es grave ya que todo postulante para ser aprobado o desaprobado debe dar su examen, si no lo hizo, tiene que haber responsables. “La competencia directa de los brevetes, lo ve Circulación, no obstante voy a pedir que se me haga llegar un informe ¿Cómo dijo que se llama el señor?…”, expresó tras verificar las fotos y documentos a los que accedimos.

.

 

vitplanet

Edición digita

Buscas casa

Publicidad