Tacna. Pobladores de Tarata se movilizan hoy en dicha ciudad exigiendo la paralización del proceso de licitación del primero de los componentes del proyecto Vilavilani II, que es el entubado subterráneo de conducción Vilachaullani-Calachaca-Chuapalca.

.
Al respecto, el presidente de la comunidad campesina de Maure, Marcial Laura, observó que las actas que presentan el gobierno regional y el Proyecto Especial Tacna (PET) afirmando tener autorización de las comunidades campesinas para el inicio de los trabajos, no son exactas.

.
Sostuvo que el gobierno regional presenta actas de autorización de los fundos rústicos privados “Mamuta”, “Challapalca o Ancuyo”, “Titicahuani” y “Taruco”, las cuales observó.

.
Marcial Laura indicó que en el acta del fundo rústico “Mamuta” firmado el 8 de septiembre de 2015, la autorización es exclusivamente para los estudios definitivos. “Pero todos los que firman son de la asociación de criadores de trucha de ojos de Copapujo”, dijo.

.
Lo mismo ocurre en el acta del fundo rústico “Challapalca o Ancuyo” del 9 de septiembre de 2015, donde la autorización es para la realización del estudio definitivo. “La reunión empezó a las 18:30 horas y termina a las 19:00 horas. O sea, la exposición, las consultas y todo lo demás duró media hora. ¿Eso es posible?”, cuestionó.

.
Asimismo, en el acta de compromiso previo del fundo rústico de “Taruco” del 15 de septiembre de 2015, Marcial Laura cuestionó que los dos representantes comunales que firman se respaldan en un acta de posesión emitido por el centro poblado, cuando debió ser dado por la comunidad campesina.

.
En el caso del acta de reunión de trabajo del fundo rústico “Titicahuani” del 18 de septiembre de 2015 observó que en el documento solo se menciona el desarrollo de la reunión, pero no llegan a un acuerdo ni autorización porque necesitan comunicar y consensuar el pedido con familiares que no estuvieron presentes.

.

PUNO Y BOLIVIA

.
En otro momento, Marcial Laura indicó que el 20 de julio en Copapujo se reunieron comuneros de Capaso (Puno) y representantes de comunidades de Bolivia, quienes reclamaron contra la asociación de criadores de trucha que el agua del río Maure es de uso compartido entre ambos países. En reunión, que fue alrededor de las 14:00 horas, algunas personas llegaron a amenazarse unos a otros agitando sus hondas.

Edición digita

Buscas casa

Publicidad