Lampa. El día 16 de junio del 2017 se llevó a cabo la audiencia de requerimiento de terminación anticipada solicitada por el Ministerio Público especializado en delitos de corrupción de funcionarios de Puno, Arturo Saúl Sirena Asencio con la presencia del Juez Edilberto Rafael Paredes Lupaca, juez del Juzgado de Investigación Preparatoria de Lampa, la defensa técnica de la municipalidad, el procurador público anticorrupción, Henry García Taca, y Gladis Naty Calla Benique, abogada de los imputados Daniel Ezequiel Ali Charca (exalcalde transitorio) Franze Canaza Tito (exjefa de abastecimientos) y David Huallpa L. (ex jefe de la unidad de almacén), en donde el juez dictó la sentencia por el delito de colusión agravada, en contra del exalcalde de la Municipalidad Provincial de Lampa.

La decisión no fue cuestionada por el representante del Ministerio Público, tampoco lo advirtió sobre la omisión el representante de la Procuraduría de Anticorrupción; según se desprende de la sentencia, es que los imputados fueron sancionados con una pena privativa de libertad de 03 años y a una reparación civil de 3 mil soles, por cada imputado.

Este caso no es el primero en la región de Puno, sino el exalcalde de la provincia de Melgar, Bernardo Meza Alvarez (‘Caballo’ Meza) también fue investido por el mismo delito y recibió una pena privativa de libertad de 05 años de carácter efectiva; asimismo el exalcalde de la provincia de Azángaro, Efraín Murillo Quispe, también recibió 04 años de prisión suspendida, pero con una reparación civil que asciende a 50 mil soles.

Esta decisión ha despertado mucha suspicacia, debido que la pena solicitada por el representante del Ministerio Público es mínima y la reparación civil es la inapropiada.

Edición digita

Buscas casa

Publicidad