Puno. Una desesperada anciana, quien dijo llamarse Filomena Mamani (75), el último martes en la noche llevó al hospital de Puno a su nieto José, de 4 años, quien había sido atropellado por un mototaxi. La longeva llevó al menor al hospital sin imaginar que se enteraría de la muerte de su hija, Flora Tito, la mujer que fue hallada con signos de haber sido violada y asesinada en el kilómetro 4 y medio.

Según fuentes, la anciana contó que el padre de su hija es Pedro Tito y que esta llevaba una semana sin aparecer. La longeva también habría indicado que Flora decía trabajar como cocinera en un restaurante y que también estudiaba.
La occisa tendría otros dos menores hijos que estarían al cuidado de su expareja.

Edición digita

Buscas casa

Publicidad