Ilo. El Organismo Técnico de la Administración de los Servicios de Saneamiento (Otass) sigue demorando la entrega del informe sobre las observaciones del expediente técnico de la nueva planta de tratamiento de aguas residuales (PTAR) con la tecnología de lodos activados.

.
El informe que debió entregarse hace 30 días no es alcanzado a la Municipalidad Provincial de Ilo (MPI). El alcalde provincial de Ilo, Willam Valdivia, señaló que en conversaciones previas con representantes de este organismo plantearon que serán uno de los primeros compradores del agua tratada que se generara a través de esta nueva tecnología, un segundo comprador podría ser la empresa Engie que actualmente realiza sus operaciones con agua desalinizada y la empresa minera Southern Peru, entre otros.

.
“Es cuestión que el Otass haga gestión, nosotros no tenemos por qué buscar los compradores. La consultora G y Z manifestó que iban a hacer mantenimiento a las lagunas de oxidación; sin embargo, hasta ahora seguimos con los malos olores”, expresó la autoridad edil.

.
Admitió que de ejecutar y poner en funcionamiento esta nueva planta, las tarifas de agua potable se verían incrementadas en un 33 %, lo que significa un aumento de 4 a 8 soles. Sin embargo, esto podría evitarse si se vende el agua tratada. Para dar solución a este entrampamiento la próxima semana la autoridad edil y representantes de la Otass mantendrán una reunión en Lima donde actuara como mediador el vicepresidente de la república, Martín Vizcarra.

Edición digita

Buscas casa

Publicidad