Después del suicidio de una madre y sus tres menores hijos, la población de la ciudad de Putina, una vez más quedó consternada tras el hallazgo de una mujer sin vida a orillas del rió, en donde fue encontrada con signos de haber sido ultrajada.
La noche del último sábado, Milagros Espinoza Mamani (25), salió a celebrar el matrimonio de unos vecinos, sin presagiar que al retornar a su casa se encontraría con la muerte.
Según las declaraciones de los familiares de Espinoza Mamani, horas antes de su asesinato, su celular no paraba de timbrar, por lo que sospechan que su verdugo sería alguien ligado a su entorno social.

HALLAZGO
El cuerpo sin vida de la mujer fue hallado a primera hora de ayer, en donde se constituyeron personal de criminalística de la Policía Nacional del Perú y representantes del Ministerio Público, quienes encontraron el cadáver sin su prenda íntima, ni falda por lo que se presume que antes de su muerte habría sido ultrajada. También hallaron una chalina colocada en la boca, presumiblemente para evitar los gritos que habría emitido la víctima.
Trascendió que los homicidas habrían aprovechado la realización de una fiesta social a la cual fue invitada, y de donde salió con dirección a su domicilio, ubicado en el pueblo de Putina, en donde recibió llamadas misteriosas.
Curiosamente en el levantamiento del cadáver no se encontró su equipo movil.

INVESTIGACIÓN
Los peritos de la PNP examinaron con detalle el lugar del crimen, en donde habrían encontraron huellas de zapato y otros detalles que la policía evito precisar para no interrumpir las investigaciones.
Por otro lado, sus familires esperan el examen de necropsia para velar sus restos y darle cristiana sepultura.

DATO CLAVE
Entre las hipótesis que se tejen reconocen que el celular de la mujer sería una prueba clave para dar con su asesino. Presumiblemente ella habría mantenido largas conversaciones con la persona que se habrían obsesionado con la mujer.

inmobiliaria
vitplanet

Edición digita

Buscas casa
aire acondicionado

Publicidad