Ayer, siendo aproximadamente las 11:30 de la mañana, un descuido provocó la muerte de una menor de a penas 2 años de edad.
Según versiones de los familiares, la menor se encontraba detrás del vehículo y cuando éste retrocedió, el conductor de la unidad no se percató que la menor se encontraba ahí, causándole la muerte, de manera casi instantánea.

La bebé de sexo femenino fue identificada con las iniciales K. D. T. F. de 02 años de edad.
El conductor que produjo la muerte de la menor era su propio abuelo, quien luego de protagonizar el incidente de inmediato fue auxiliada y trasladada desde la comunidad de Pacuhuta hasta el centro de Salud del distrito de San Antón, lugar donde llegó sin signos vitales y el personal de salud, solo atinó a certificar su deceso.

El hecho fue puesto de conocimiento a la delegación policial, así como al representante del Ministerio Publico, quien ordenó a iniciar con las investigaciones del caso.
El conductor y abuelo de la menor fallecida, fue identificada como Quintín Fernández Quispe, de 43 años de edad, a quien se le practicó las pruebas de dosaje etílico, pero el chofer no mostraba ningún síntoma o efecto de haber ingerido bebidas alcohólicas.

El menor llegó trasladada por sus propios familiares al centro de salud de San Antón, al promediar el medio día, lugar donde solo se certificó su muerte.
Los padres del menor, protagonizaron desgarradoras escenas de dolor, quienes lamentaron la pérdida de la bebe de tan solo 2 años de edad.

Por su parte, su abuelo se mostraba impotente y culpable de lo ocurrido, quien entre lágrimas lamentaba la pérdida de la menor.

inmobiliaria

Edición digita

aire acondicionado
Buscas casa

Publicidad