Juliaca. ¡Increíble! El local del jirón Miraflores en la cuadra 10 de la ciudad de Juliaca, donde murieron baleados dos personas, la noche del último lunes, nunca fue intervenido por las autoridades y operaba a vista y paciencia de todos, sin licencia de funcionamiento.

Fue el propio Gerente de Fiscalización y Control del municipio de San Román, Bryan Jiménez Laura, quien reconoció que el mencionado local, nunca habría sido intervenido, solo algunos de los locales aledaños habrían sido cerrados.

Además, el funcionario tras estos hechos sangrientos, trató de evitar todo tipo de responsabilidades a su ‘ineficiencia’, al permitir que locales sin autorización sigan operando.
“Es cierto que la delincuencia en la ciudad de Juliaca está creciendo, pero es algo que escapa de nuestras responsabilidades, si bien es cierto somos parte y estamos en la lucha para cerrar los locales nocturnos”, refirió.

CLAUSURAS
Jiménez Laura, también manifestó que aprovechando el Estado de Emergencia, decretado en la ciudad de Juliaca, a la fecha ya han logrado clausurar 25 locales nocturnos, muchos de ellos funcionaban camuflados como tienda de abarrotes y restaurantes.
“Por nuestra parte estamos cumpliendo con el procedimiento de clausurar, incautar y luego sancionar con una multa a los locales que están operando pese a ser informales”, dijo.

DEFICIENCIA
Finalmente el funcionario manifestó que no hay sostenibilidad a los trabajos que ellos hacen (cierran y luego se abren), por falta de personal en esta área. Dijo que actualmente solo cuentan con 5 trabajadores CAS y necesitan por lo menos unos 8 personales más. “Hay diferentes falencias, entre ellos el más importante es la falta de personal, porque solo trabajamos con el personal CAS, dado que el personal nombrado solo labora en horarios de trabajo”, concluyó.

inmobiliaria

Edición digita

Buscas casa
aire acondicionado

Publicidad