Azángaro. El regidor oficialista, Pablo Rios Justo, nuevamente comprometido en un hecho escandaloso. Pareciera que de sus anteriores antecedentes no aprendió, esta vez habría llegado a agredir a una dama. Según fuentes confiables de la Municipalidad, el concejal habría ingresado en aparente estado de ebriedad a las instalaciones de la comuna provincial al promediar las 15:00 horas para luego dirigirse a la oficina de patrimonio donde trabaja la señorita de nombre “Yeny”, ocupando el cargo de jefa de la oficina, pero previamente habría solicitado que otros trabajadores desocupen un momento dicha oficina.

Tras una discusión, el regidor le habría agredido aunque nuestra fuente no especificó si se trató de una agresión física o psicológica, pero del bullicio se habrían ganado el pase varios trabajadores, incluso algunos se habrían atrevido a grabar la escena.

inmobiliaria

Edición digita

Buscas casa
aire acondicionado

Publicidad