El padre de familia identificado como Policarpio Ramírez Barrios (46), viajó junto a sus cuatro hijos, desde la ciudad de Arequipa, hasta su pueblo natal, Paucarcolla, en donde tomó la fatal decisión de envenenar a sus engreídos y quitarse la vida.

El hecho ocurrió el último
sábado en el distrito de Paucarcolla, en donde encontraron sin vida a Ramírez Barrios y sus dos menores hijos de 4 y 8 años, de nombres Alvaro y Solanch. Según sus familiares, ellos eran sus hijos más queridos, por lo que habría decidido arrastrarlos a su muerte.
Trascendió que él y su pareja, Eugenia Llanos Mamani (48), enfrentaban problemas coyunturales por una presunta infidelidad, lo cual lo llevó a que planificara su muerte con anticipación.

VIAJE FATAL
El progenitor de los menores habría decidido visitar a sus familiares que viven en Paucarcolla, con la intención de que sus hijos sean enterrados en el pueblo donde nació.

PRUEBA CRUCIAL
En el lugar del crimen la PNP y la Fiscalía, representada por Efraín Iván Mallea Claros, encontraron dos cartas en las que hallaron huellas digitales. Según los efectivos de Criminalística estas pruebas son cruciales para determinar el móvil del crimen y suicidio. Los escritos se mantienen en custodia y aún no fueron revelados a sus familiares

ÚLTIMO ADIÓS
Por otro lado, dieron a conocer que hoy Ramírez Barrios y los menores serán enterrados en el cementerio del distrito de Paucarcolla.

inmobiliaria

Edición digita

aire acondicionado
Buscas casa

Publicidad