Puno. Un joven NN en estado de ebriedad, estuvo al borde de la muerte luego de caer a un barranco, de donde fue salvado por un grupo de vecinos. Los hechos se registraron el último martes en la noche en la cuadra 10 del jirón Cancharani en el sector Llavini, de Puno.

Según los pobladores de esa zona, el joven caminaba por el lugar y al parecer se lanzó hacia el barranco, cayendo sobre espinas y montículos de piedras. Al parecer, estaba agobiado por problemas amorosos.Los vecinos en una rápida acción y provistos con linternas, descendieron y rescataron al muchacho, poniéndolo a buen recaudo sobre la calle.
“El joven decía el nombre de una mujer, Yoselin, algo así; de repente es su enamorada. Estaba ebrio”, dijo una vecina.

El varón, quien vestía camisa, pantalón y unas zapatillas prosiguió caminando y volvió a caer; esta vez sobre unas piedras, quedando desmayado boca abajo. Parecía muerto.
Minutos después, una jauría de canes merodeaban al joven. Los vecinos anotaron que estos perros son muy bravos.

Los serenos, tras el llamado de los vecinos, llegaron a la zona, al ver que el varón aún respiraba, lo cargaron al patrullero y lo llevaron al hospital de Puno para su debida atención. Los vecinos pidieron patrullaje por esta zona puesto que ocurren diversos hechos delictivos.

inmobiliaria

Edición digita

Buscas casa
aire acondicionado

Publicidad