El heredero del imperio Samsung fue condenado el viernes a cinco años de prisión en su proceso por corrupción en el marco del escándalo que terminó con la destitución de la expresidenta surcoreana Park Geun-Hye.

.

La justicia surcoreana halló culpable a Lee, de 49 años, de sobornar a la expresidenta Park Geun-hye con el objetivo de obtener favores del Gobierno en su consolidación como líder del grupo.

.

Lee fue acusado de autorizar el desvío de 43.000 millones de wones (32,3 millones de euros/38 millones de dólares) a fundaciones bajo el control de Choi Soon-sil, conocida como la “Rasputina” por su amistad con la exmandataria, a cambio de que un fondo público de pensiones autorizara en 2015 una fusión de dos filiales de Samsung. Otros cuatro altos ejecutivos de Samsung también fueron condenados a penas de hasta cuatro años de cárcel. Los abogados de Lee anunciaron que apelarán la sentencia.

.

.

Edición digita

Buscas casa

Publicidad