El 30 de agosto no solo se recuerda a Santa Rosa de Lima, sino también el día en el que se revaloriza la noble labor de las enfermeras y enfermeros peruanos, quienes le hacen honor a su profesión, con la devoción propia de su vocación.

.
Un día como hoy, se conmemora a aquellos profesionales que han decidido ejercer la enfermería; que luego de haber sido una enseñanza empírica y benéfica, desde 1907 pasa a convertirse en una profesión. Creándose de ese modo la Primera Escuela de Enfermería en el Perú.

.
Las enfermeras están al servicio de la comunidad, servicio inspirado por la pionera de la enfermería moderna, Florence Nightingale, que al considerar esta disposición como un llamado de Dios, recorría los pasillos nocturnos con una lámpara para verificar el estado y la comodidad de sus pacientes que en esos momentos sobrevivían a la Guerra de Crimea.


Como esta mujer; cientos de enfermeras y enfermeros peruanos recorren cada mañana, tarde y noche por los gélidos pasillos de los centros de atención médica, presurosas a socorrer a los enfermemos y regalarles una sonrisa de esperanza en medio del dolor.

.

(Fuente: RSD)

.

vitplanet

Edición digita

Buscas casa

Publicidad