El jefe de la Oficina de Recursos Humanos del Gobierno Regional de Puno, Julio Pedro Gómez Sánchez Ajalla, luego de estar aparentemente bebiendo en horario laboral meses atrás, cuyo vídeo fue propalado por los medios de comunicación, además semanas atrás de haber dado el visto bueno para que un gerente salga de viaje y posterior a ello se retracte a través de un documento, indicando que no le corresponde, ahora Sin Fronteras tuvo acceso a un documento donde estaría incurriendo en abuso de autoridad.

HECHOS
El mencionado funcionario de confianza del gobernador regional, Juan Luque, mediante un memorándum da a conocer la asunción de funciones de la señorita Merla Guevara Maquera como apoyo en almacén para la obra: “Mejoramiento de la carretera Calacota – Santa Rosa de Huayllata (distrito de Ilave).

Bajo ese contexto, el residente de la citada obra, Hipólito Santander Rojas, en una carta dirigida al gerente general, Luis Andrade, refiere que Julio Gómez Sánchez lo convocó a su oficina “para imponerme que pusiera en la hoja de tareo desde el primero de mayo hasta el final del mes a Merla Guevara”.

El residente también afirma que dicha persona no laboró y, por consiguiente, no se le incluyó en planilla.
Ante esta situación, el jefe de Personal habría tomado rencor ante el residente y, por último, a través de una llamada le dijo que le aperturará un proceso administrativo disciplinario.

Por su parte, el consejero Walter Paz Quispe dijo que no es la primera vez que el responsable de Recursos Humanos comete ilícitos para favorecer a sus allegados.

Por su parte, el citado funcionario pidió al residente demostrar si cobró o no por el puesto laboral, “yo le descubrí muchas cosas a este ejecutor por eso tiene un proceso que se le sigue”, añadió.

inmobiliaria

Edición digita

Buscas casa
aire acondicionado

Publicidad