Tacna. La solución a los reclamos presentados luego de la puesta en marcha del sistema de control integrado en la frontera que comparten Perú y Chile fue uno de los principales debates abordados en la sexta reunión del Comité de Desarrollo e Integración Fronteriza, realizada en Tacna ayer y el pasado jueves.

.
Al respecto, el director de Desarrollo e Integración Fronteriza del Ministerio de Relaciones Exteriores del Perú, Juan Del Campo Rodríguez, indicó que el problema del escaso número de funcionarios de los servicios de aduanas y migraciones en los puestos de control Santa Rosa de Tacna y Chacalluta de Arica será superado el próximo 1 de octubre.

.
Destacó que el nuevo sistema de control redujo a la mitad el tiempo de atención en las ventanillas, en las que actualmente laboran 12 funcionarios en cada puesto fronterizo. “Ya estamos haciendo ajustes para que se cumpla lo que establecen los acuerdos, de tener 18 funcionarios peruanos en el área de migración chilena y 18 funcionarios chilenos en el puesto de Santa Rosa, para llegar al óptimo de 36. Esperamos que esto se cumpla hasta el 1 de octubre”, sostuvo.

.
Añadió que para ello existe el compromiso de las autoridades de ambos países. “Puede haber algún reclamo de personas vinculadas a los colectivos, a los taxis, pero también se les ha ido atendiendo”, dijo el representante de la Cancillería.

.

PRIMER CONTROL

.
El sistema en la frontera entre Perú y Chile es el primer control integrado que aplica el país. Del Campo anunció que el gobierno inició las coordinaciones para el segundo control integrado, que será con Bolivia en la localidad de Desaguadero.

.
“Va a ser diferente. Será de una sola cabecera, es decir, los funcionarios de aduanas, de migraciones y los que están relacionados con los temas sanitarios bolivianos estarán localizados en el puesto fronterizo peruano, que probablemente estará concluido a finales del presente año”, precisó Del Campo.

Edición digita

Buscas casa

Publicidad