Chucuito. Luego de la balacera desatada el pasado 21 de junio en el restaurante “El Tío Juan” cerca de la plaza de Chucuito, los detectives del Departamento de Investigación Criminal (Depincri), tras un paciente seguimiento y trabajo de inteligencia, lograron capturar al cuarto supuesto integrante de una banda de sicarios que desató la balacera en la mencionada quinta, donde murió la dueñas del negocio.

Como se recuerda, ese día ingresó un grupo de sicarios que dispararon a quemarropa a Carlos Núñez Ochoa (36), hijo de Juan Núñez Geldres (85). El joven recibió varios disparos y sobrevivió. Pero diferente fue la suerte de su madre Regina Ochoa Cisneros (60), quien murió camino al hospital de Puno.

Aquel día solo se capturó a dos muchachas que minutos antes acompañaban a los sicarios y al chofer del auto en donde llegaron los agresores. Los detectives del Departamento de Investigación Criminal, desde aquel día anduvieron buscando algún rastro que los ayude a ubicar a los sicarios. El paciente trabajo de investigación permitió a los policías ubicar a David Pacompía Pancca (24) en el centro poblado La Rinconada. Los efectivos lo vieron libando en un prostíbulo ubicado en una de las avenidas principales del sector. David Pacompía cuenta con mandato de detención preventiva.

Edición digita

Buscas casa

Publicidad