Con la esperanza de que la audiencia de apelación de Iván Flores Quispe contra la resolución que declaró fundado el requerimiento de prisión preventiva por malversación de fondos en la Candelaria 2015, resulte positiva, cinco regidores oficialistas habrían concertado para no asistir y frustrar la sesión extraordinaria del Concejo Municipal de Puno, en donde se suspendería las funciones del líder provincial de ‘Confía’ como alcalde.

No hubo quórum en la sesión por la inasistencia de los regidores de mayoría Wilson Salamanca Anahua, Waldo Vera Béjar, Ana María López Condori, Feliciano Padilla Chalco y César Romero Sánchez.

“Para poder cumplir con la sesión necesitábamos el 50% más 1 de los 10 regidores, es decir 6… no sé cuáles fueron sus razones para no asistir”, dijo muy extrañada la alcaldesa encargada, Clotilde Pinazo Calsín, tras la suspensión de la sesión.

No obstante, apuntó que elevará el informe al Jurado Nacional de Elecciones (JNE) para que tome las acciones correspondientes ya que ciertamente los fiscalizadores estarían incurriendo en falta con este tipo de actitudes.

Agregó que este procedimiento es fundamental ya que solo así tendrá atribuciones ejecutivas para poder solucionar los múltiples problemas que a traviesa la comuna local como la sobrevaloración en el costo por la instalación de medidores, PTAR, entre otros.

Aún se desconoce hasta cuándo de postergó la sesión.

vitplanet

Edición digita

Buscas casa

Publicidad