Terrorismo también atacó en Arequipa.

Arequipa. Hoy se cumplen 25 años de la captura del líder terrorista Abimael Guzmán Reinoso, personaje que le declaró la guerra al Estado peruano aplicando una doctrina de violencia y terror.

Senderó firmó su acta de nacimiento el 17 de mayo de 1980 en Chuschis (Ayacucho), donde mandó a quemar las ánforas de las elecciones presidenciales.

Luego vinieron una serie de actos violentos que acabaron con la vida de unos 31 mil peruanos en doce años de terror, dolor y un mar de sangre cuyas olas alcanzaron a golpear a la región Arequipa.

.

OBJETIVO COTAHUASI

El 21 de noviembre de 1988 a las diez de la noche,  un grupo de cien integrantes del Partido Comunista del Perú – Sendero Luminoso (PCP – SL), comandados por el camarada Jovaldo, ejecutaron su primera gran incursión terrorista en Arequipa. El lugar fue el distrito de Cotahuasi, en la provincia de La Unión.

Una fuerte explosión remeció el suelo y retumbó en la noche. El alcalde Pablo Fonseca García y otras autoridades sostenían una reunión. A Fonseca la semana anterior le dijeron que el nevado Solimana se iba a teñir de sangre.

 

.

“¡Viva la lucha armada! ¡Viva el presidente Gonzalo! ¡Viva el campesinado!”, se oyó en medio de la noche. “Busquen al alcalde, al subprefecto y a las demás autoridades. ¡Hay que ajusticiarlos!”, gritó el cabecilla del grupo terrorista.

.

La columna terrorista disparaba a todos lados, no importaba que hubieran niños ni ancianos o mujeres. Los senderistas habían dinamitado la caja fuerte del Banco Agrario. Quemaron el Banco de la Nación y saquearon las casas.

.

 

Los “cumpas” atacaron el puesto de la Guardia Civil, lo cercaron y desde la parte posterior empezaron a disparar a matar. Cuatro guardias civiles murieron aquella noche en la emboscada. Otros dos resultaron heridos. A ellos y a los muertos les quitaron sus uniformes y el armamento.

.

Las autoridades que estaban en sobrealerta huyeron para salvar su vida. Fonseca caminó hasta el río Arma. Subió a la tolva de un volquete y escapó de los terroristas. El subprefecto José Chávez se refugió en las alturas de Huanzo. El fiscal Demetrio Ramos, quien celebraba su cumpleaños, se metió en un canal de regadío, por unas chacras. A la medianoche los terroristas se habían adueñado de todo el pueblo.

.

En noviembre de 1988, una columna terrorista de 80 personas ingresó a Lancaroya, donde reunieron a la población y secuestraron a 10 personas para enrolarlas en sus filas. Posteriormente, cuarenta miembros de SL llegaron al distrito de Pampamarca, a la comunidad de Acorda y mataron a Justiniano Ponce y Grimaldo Ascueta.

.

El terror también golpeó los distritos de Sayla, Tauría, Charcana, Puyca, Huaynacotas y Tomepampa, en la provincia de La Unión.

.

MATAroN A 2 ALCALDES

A las 7 de la noche del 30 de diciembre de 1990, una columna terrorista incursionó en Acarí (Caravelí). Empezaron a dinamitar la comisaría y la municipalidad. Saquearon las tiendas y se llevaron a una decena de pobladores para engrosar sus filas. Los terroristas ubicaron al alcalde Raúl Cárcamo Granda. Un senderista lo hizo arrodillar y luego le disparó.

.

En enero de 1990, Abel Barrientos Ramos iba a asumir la alcaldía del distrito de Huanuhuanu (Caravelí) reemplazando a Nieves Neyra Barrientos. A las 17 horas del 9 de enero, unos 40 senderistas llegaron en camionetas y a pie; sacaron a los pobladores de sus casas y los reunieron en la escuela 40297 de Tocota.

.

Sacaron de la reunión a Barrientos y Neyra, así como al  gobernador Eloy Caballero Pantisonco y a los ingenieros José Choy y Luis Talavera Paredes, de la mina Caravelí. Cuando los terroristas se marcharon los pobladores buscaron a las autoridades.  Hallaron a las cinco personas en una casa abandonada. Les amarraron las manos y los degollaron.

.

En octubre de 1990, un grupo de sediciosos llegó a Cháparra y, tras dinamitar el municipio y la comisaría, se llevaron a 60 jóvenes para que formen parte de las huestes terroristas. Cuatro de ellos desertaron, pero fueron asesinados en Huanuhuanu. En la provincia de Caravelí también hubo ataques senderistas en los distritos de Caravelí, Cahuacho, Quicacha, Cháparra y Jaquí.

.

2 POLICÍAS EN AREQUIPA

El 1 de marzo de 1982, el guardia republicano Luciano Puma Sierra fue asesinado por terroristas de Sendero Luminoso (SL).  Puma custodiaba la antigua cárcel de mujeres Santa Rita, frente al hospital de EsSalud. Esa mañana, dos internas escaparon por la puerta principal. Puma corrió tras Isabel Sánchez y Nery Chávez, acusadas de terrorismo. A escasos metros, un vehículo las esperaba. Un hombre bajó y abatió a Puma con dos disparos en el pecho.

.

En 1989, un comando de aniquilamiento de Sendero Luminoso mató al comandante Lino Mendoza Bedoya, entre la calle Goyeneche y el pasaje Santa Rosa. El oficial fue asesinado en venganza por el trabajo que realizaba a cargo de la División contra el Terrorismo.

.

CASTILLA Y CONDESUYOS

No fueron las únicas veces que Sendero Luminoso atacó en Arequipa. Aunque no sufrió la matanza que hubo en Ayacucho, Lima o Apurímac, las provincias de La Unión, Condesuyos, Castilla y Caravelí padecieron los embates de la guerra interna entre la década de los 80 y los primeros años de los 90.

.

Durante este periodo, las incursiones en La Unión fueron recurrentes. El recuerdo aún persiste en la población, que en su mayoría huyó de su terruño y jamás volvió. Ellos nunca olvidarán ese fanatismo sangriento que acabó con las vidas de sus familiares y amistades.

Dejó dolor y muerte a su paso.

Dejó dolor y muerte a su paso.

inmobiliaria

Edición digita

aire acondicionado
Buscas casa

Publicidad