Puno. Completamente indignados se encuentran los deudos del comerciante Víctor Mamani Ramírez, quien pereció a casi una semana de haber sido operado por dos galenos, quienes según la familia afectada, les pidieron 10 mil soles por medicamentos y otros 10 mil soles para la intervención quirúrgica.

Según Paulino Atencio, cuñado de la víctima, su familiar hace aproximadamente tres semanas que se había caído en su casa y fue llevado al hospital de Puno donde le diagnosticaron que tenía fractura en columna cervical.
Los deudos dicen que el doctor Illacutipa les pidió en un inicio 10 mil soles que serían para la compra de un medicamento muy costoso que pediría de Lima.

“El medicamento llegó; pero no nos mostró boleta alguna. De ahí, nos dijo que él y un médico de Arequipa lo operarían a mi cuñado; pero quienes terminaron por intervenirlo fueron el mismo doctor Illacutipa y otro médico de apellido López el último jueves 7 de setiembre”, aseguró.

La familia doliente dijo que denunciarán a los galenos por negligencia médica. “Ellos no lo operaron bien. Un día antes lo visitamos y estaba bien, pero ayer en la mañana su pareja entró a darle sus alimentos y descubrió que ya estaba muerto. Tenían que ponerle un aparato y no lo hicieron. Aquí hay muchos factores”, finalizaron.

El abogado de la familia agraviada, enfatizó que se tomarán acciones legales. “Estamos a la espera de la necropsia de ley. Esto no se puede permitir”, dijo el letrado.

inmobiliaria

Edición digita

Buscas casa
aire acondicionado

Publicidad