Juliaca. Durante operativo inopinado por personal de SEDA Juliaca, se procedió a la clausura de 6 conexiones clandestinas de agua potable entre las intersecciones de la Calle 8 con la Av. Miraflores de la urbanización Santa Mónica II etapa.

Se sabe que ante la detección de esta red clandestina, el área legal de esta entidad procedió a identificar a cada una de las personas, para que procedan a formalizar y realicen el pago respectivo, conforme a lo establecido en la normativa vigente.

La pena máxima por la perpetración del delito de hurto de agua y/o bienes de la empresa es de seis años de pena privativa de libertad.

Edición digita

Buscas casa

Publicidad