Quienes viajan constantemente desde Juliaca a La Rinconada o Sandia, podrán ver los pasivos ambientales en Ananea y Pampa Blanca: revoltijos y montones de tierra a modo de cráteres, chutes, relaves y un panorama desolador con maquinarias en plena actividad. Es la minería ilegal e informal que acabó con bofedales, lagunas y mató la fauna que quedaba en las reservas de agua.

En el lugar solo se ven amasijos de mineral, y sobre las sábanas que alguna vez fueron pastizales y humedales, yacen restos de mineral y relaves mineros. El mercurio que durante años se utilizó para extraer el oro, acabó con todo; el ganado que pastaba en esas zonas, huyó hacia lugares esquivos a la minería.

Sin embargo, desde hace un par de semanas, lo poco que queda con vida pretende ser exterminada. La minería ilegal ha puesto los ojos en la laguna natural de Asno Ccocha, situada en la altura de Ananea, y la están secando de una manera vil.

Los ganaderos de la Comunidad Campesina de Ananea –que cada vez son menos-, denunciaron el hecho a Sin Fronteras y de inmediato nos trasladamos a ese lugar. De la punta de carretera que conecta con ese ojo de agua, distan unos 15 kilómetros arriba.

Allí encontramos dos enormes motobombas que extraían el agua de la laguna con mangueras de 4 pulgadas de espesor. El ducto empujaba abundante líquido hasta coger la bajada, desde donde se discurría el manantial hacia la zona de Pampa Blanca por una zanja construida recientemente.

Elisa Alata Zúñiga denuncia que el irregular desvío de agua se da desde el último 4 de setiembre, día en que lo comuneros comunicaron el hecho al juez de paz, Inocencio Ramos Mamani, quien determinó que la extracción la hacía la Empresa Minera Cexamin, a la cual se le conminó a levantar sus motobombas porque era un delito ambiental.

“Los señores de Cexamin no hacen caso, siguen llevándose el agua. Los comuneros hemos intentado apagar los motores, sus matones nos amenazan con eso de que pasa corriente”, narró desesperada.

SECAN LA LAGUNA
En esto pocos días, las dos motobombas han vaciado una pequeña laguna adyacente al Asno Ccocha, y hacen lo propio con el gran manantial. “Ya lo están secando, esta laguna es ancestral, desde siempre hemos traído nuestro ganado a pastar y que tomen agua en época de estiaje. En noviembre no llueve, ahí traemos ¿dónde vamos a llevar ahora, ya casi no hay agua?”, añade tras explicar que su padre y abuelos siempre hicieron eso.

MINERÍA INFORMAL
Sin Fronteras siguió el artesanal riachuelo hasta el campamento minero; allí acopian el agua de la laguna y con ella procesan el mineral con la ayuda de media docena de enormes maquinas. Los pozos de subsuelo que era de donde extraían el líquido, se secaron por lo que se vieron obligados a sustraer desde la laguna.

En el lugar encontramos a Fidel Mendoza Coila, quien tiene una concesión al costado de Cexamin. Él nos confirma que esa minera es informal, pues nos muestra documentos judiciales que desestiman la operatividad. “Estos señores no solo se roban el agua de Asno Ccocha, los relaves y toda la lama la echan a lo que fue la laguna de Sillacunca, usted puede ver, hay puro lodo, ya no hay pastizal, debe intervenir la Fiscalía de Medio Ambiente, la ALA (autoridad que administra el agua) y la DREM (Dirección Regional de Energía y Minas)”, sostiene.

El empresario nos cuenta que ha invertido más de 100 mil soles en la etapa de formalización, y los pagos al Estado, pero que no puede explotar debido a que las mineras ilegales rociaron el terreno superficial concesionado, con relaves. “Allí es imposible que entre una máquina, se hunde, es pura lama. ¿dónde está el Estado que debe proteger la formalidad?”, sentencia.

DENUNCIA PENAL
El presidente de la Comunidad Campesina de Ananea, Ismael Rogger Alata Zúñiga, advierte que al no ver la presencia de las entidades llamadas a defender los recursos naturales, denunciarán el hecho a la Fiscalía, por delito medioambiental. “Al llevarse agua sin autorización han cometido delito, el cavar una zanja para llevarse por gravedad, es minería ilegal. En esta situación están varios mineros ilegales. Nos preguntamos ¿cómo operan si la comunidad no les dio el permiso?”, precisó.

vitplanet
inmobiliaria

Edición digita

aire acondicionado
Buscas casa

Publicidad