El 90% de los barrios de la ciudad de Puno cuenta con un pésimo servicio en el abastecimiento de agua potable.
Así lo argumenta el presidente de la Central Única de Barrios y Urbanizaciones Populares de Puno (Cubupp), Darío Maquera, quien además refirió que, según un documento de la Empresa Municipal de Saneamiento Básico (EMSA) Puno, se tiene 36 mil 33 conexiones domiciliarias, es decir, solo se tiene esa cantidad de usuarios en la Ciudad Lacustre.

“Con ese registro de EMSA, se entiende que en Puno hay esa cantidad de viviendas, cuando la realidad es otra. Según información del Instituto Nacional de Estadística e Informática (INEI), en Puno sobrepasan las 80 mil viviendas; con ese dato y el de EMSA se entiende que el 50% de la población puneña no cuenta con el servicio de agua potable”, manifestó.

BARRIOS CON PÉSIMO SERVICIO
En otro momento, el dirigente sostuvo que todo el cono norte de la ciudad de Puno es el más afectado con el servicio en la dotación del vital líquido. Entre ellos figuran los barrios Vista Alegre, Villa Florida, San José, Alto San José, Alto Llavini, Alto Alianza, 4 de Noviembre, Jesucristo Rey, entre otros.

“El servicio es deficiente, al día cuentan con el servicio una o dos horas, aveces se corta dos semanas, los vecinos y amas de casas tienen que cargar el agua de otros lugares o solicitar a EMSA el abastecimiento mediante cisternas”, agregó.

En otra documentación de la empresa abastecedora del agua potable, el barrio Alto Llavini, según ese papel, a diario cuenta con el vital elemento 6 horas al día.

“Es una mentira, la parte alta de ese sector no tiene instalación de agua y alcantarillado y las pocas familia que tienen la conexión, cuentan con mediodía el servicio. De igual forma, en la urbanización Ciudad La Humanidad Totorani, según el documento ellos deberían contar con dos horas del servicio, cuando la realidad es otra”, dijo.

De acuerdo a ese documento presentado por el dirigente, la mayoría de las zonas al día tienen en promedio de 7 a 9 horas el servicio de agua potable.

Para Darío Maquera, según estimación propia, el 5% de la población de Puno consume agua de pozo y esto se vive mayormente en las zonas periféricas, tales como Alto Puno, Jayllihuaya, Cancharani, Los Andes Cancharani, San Salvador, Las Gardenias y otros.

ACCIONES
El representante de la Central de Barrios, indicó que en las próximas semanas convocarán a una reunión para evaluar y abordar este problema. “Con los actuales funcionarios que se tiene no va haber una solución, nuestro planteamiento es claro, los gerentes en línea, que sean por concurso interno y que conozcan sobre el tema y que el personal se comprometa”, señaló.

La construcción del reservorio del centro poblado de Alto Puno ya tenía presupuesto asignado de 4 millones, contaba con expediente técnico y lugar definido (terreno sin sanear), pero este fue anulado, pese a que la formulación del expediente demandó un gasto y hasta el momento no se sabe en qué situación va, reclamó.

Recordemos, tal construcción se iba a iniciar en el 2016 y en noviembre del presente ya se contaría con el reservorio edificado, sin embargo tras colocar las primera piedra en dos oportunidades a la fecha no la iniciaron y no se sabe nada al respecto.

inmobiliaria
vitplanet

Edición digita

Buscas casa
aire acondicionado

Publicidad