Yunguyo. Edwin Quispe Callacondo y Diana Noelia Mamani Uchasara, padres de la menor de dos meses de iniciales Y.R.Q.M., criatura que falleció a consecuencia de un complicado resfrío, viajaron a la ciudad de Tacna luego de sepultar a su menor el pasado 4 de setiembre en el cementerio del Centro Poblado de Lajje del Distrito de Unicachi Provincia de Yunguyo.

A pocos días luego del sepelio, los padres de la menor fueron comunicados por los lugareños que la tumba de su bebé estaba profanada por lo que retornaron de inmediato y luego de cerciorarse pusieron la denuncia policial en la comisaría de Unicachi, donde el personal policial al mando del superior Pedro Sonco Chipana, desarrollaron las diligencias respectivas y lograron detener a Nemecio Siquita Cunurana (41), a quien se le encontró indicios dentro del interior de su inmueble (ropa del bebé con el que se le enterró).

Luego de la intervención fiscal y al conocerse de que el detenido sufría de trastornos mentales, se desarrolló la pericia psicológica 000423 donde se indica y califica como persona con escasa valoración de sus cualidades personales y que sufriría de trastornos mentales.

CADÁVER
DESAPARECIDO.
Según las versiones de la señora Julia Ynes Uchasara Avendaño, abuela de la bebé fallecida, dijo que el autor reconoció la profanación y que el cadáver lo dejó en la plaza de Lajje a fin de que Dios se lo recoja.

En las próximas horas se evaluara psicologicamente al imputado a fin de tener con precisión sobre su real estado de salud.

inmobiliaria
vitplanet

Edición digita

Buscas casa
aire acondicionado

Publicidad