Cercado. Abastecer un vehículo de combustible con el motor encendido y con pasajeros en el interior podría tener un final trágico. Es que en esas condiciones el vehículo podría explotar si una chispa producida por el motor o de un celular prendido hace contacto con el combustible (Gas Licuado de Petróleo (GLP) o gas natural vehicular).

.

Este panorama se repite a diario. Victoria Rivas, una transeúnte del Cercado, cuenta que cuando va a la universidad es común ver a las combis en la que viaja entrando a los grifos para abastecerse de combustible.  Todos los pasajeros, sin advertir el peligro a que los exponen, continúan con sus actividades (escuchar música de sus celulares, por ejemplo).

.

Una pequeña fuga de gas al momento del depósito del GLP, el vehículo -con sus pasajeros dentro- se quemaría, advierten los especialistas. Un hecho similar ocurrió el 23 de julio de este año en La Victoria-Lima. Pero gracias a la intervención de los bomberos, los pasajeros no sufrieron daño alguno.

.

LEYES FANTASMAS
Dos normas que se implementaron en 1997 y 2009 para prevenir accidentes por este problema en los grifos pero no se cumplen.
Según el reglamento del Decreto Supremo N° 19-97 del Ministerio de Energía y Minas, no se puede abastecer de GLP a un vehículo mientras haya pasajeros en su interior. Y la sanción al gasocentro por incumplir la norma puede ser hasta S/ 20 mil 250 (5 UIT).

.

Osinergmin es el encargado de hacer cumplir la norma. Víctor Bravo Ramos, jefe de la sede en Arequipa, explica que existe un problema de cultura y falta de conciencia sobre seguridad. “Nosotros exigimos a los grifos, pero la población a veces no entiende”, lamenta.

.

Al preguntarle al personal que vende el combustible en los grifos por qué no cumple con la ley, responden: “La gente no quiere bajar de sus vehículos y si nosotros nos negamos a venderle hacen escándalo”, cuenta.  “La norma se quema con sangre”, se decía antiguamente. Es decir, nadie toma conciencia hasta que ocurre una tragedia. Es ahí donde se implementan los reglamentos. Así, en 2009, el Ministerio de Transporte y Comunicación implementó el nuevo código de tránsito con la misma prohibición, pero con sanciones al transportista. La multa es S/ 462 (12% de UIT) y se considera una falta grave.

.

Según fuentes cercanas a la Policía no habría registros de transportistas sancionados por esta infracción. La escusa de los conductores que no obedecen la norma es: “Son bastantes pasajeros” o “la persona que llevo está enferma”.

.

Sin embargo, para el jefe de Osinergmin, sus respuestas no son válidas. Es que los transportistas bien pueden comprar el combustible antes de salir a trabajar o al finalizar el día. No en vano, cuando vamos a uno de estos establecimientos, encontramos avisos como: No fumar o Apague su celular.

.

En vista que el problema más grande es la falta de conciencia de la población, Osinergmin informó que continuarán haciendo campañas de información sobre los peligros que pueden ocurrir en los grifos.

inmobiliaria
vitplanet

Edición digita

Buscas casa
aire acondicionado

Publicidad