Llanto y dolor envuelve a todo un pueblo

Mollendo. Amigos y vecinos de siempre y casi una familia completa dejaron de existir en el trágico accidente ocurrido a las 18:20 horas del martes en el kilómetro 4,5 de la vía Mollendo-Mejía, que ha llenado de llanto y dolor al distrito de Punta de Bombón. Son diez víctimas de este fatídico entre un auto colectivo y un camión repartidor de gas. Los únicos sobrevivientes son los dos ocupantes del camión.

.

Excelente persona

El local municipal de Mollendo amaneció con un gigantesco crespón negro. En el accidente falleció Dora Eleana Vargas Humpire (44), quien trabajaba en el área de Desarrollo Social del municipio, en el Sistema de Focalización de Hogares (Sisfoh) y en Pensión 65.

.

“Hablar de Dorita es quedarse corto de palabras. Se ha perdido una gran persona y deja un profundo vacío en el municipio”, recalcó el alcalde provincial de Islay, Richard Ale Cruz. Durante casi una hora, sus compañeros de trabajo velaron su féretro. Luego, su esposo Fernando Zegarra trasladó su cuerpo hasta la avenida Colón 419, en Punta de Bombón. Ella deja en orfandad a dos hijos varones de 8 y 15 años.

.

CUANDO UN AMIGO SE VA

El panorama también fue desolador en el Instituto Jorge Basadre. Allí llegó el cuerpo de Edson Josimar Asín León. Sus compañeros oraban por la recuperación de su otro compañero accidentado, Mauricio Condori Condori. Pero su cuerpo finalmente no resistió. Fue el único de los diez pasajeros del auto colectivo que fue rescatado con vida, pero no soportó sus lesiones internas.

.

En los ambientes se recibió el ataúd con el cuerpo de Josimar, para darle el último adiós, y también el de Dora Vargas, quien igualmente pasó por las aulas basadrinas. Ayer por la tarde, un grueso número de compañeros de estudio, con una vela en la mano, acompañaron el féretro de Josimar, a quien en vida le gustaba cantar. Él es velado en la calle Pizarro 107 del distrito punteño.

.

“Con el milagro del amor, siempre estarán en nuestros corazones”, escribió en el muro del instituto la profesora Milagros, mientras aguardaban la llegada del cuerpo sin vida del otro estudiante fallecido, Mauricio Condori Condori.

.

DOLOR DE UNA FAMILIA

La tercera cuadra de la calle Eguiluz de Punta de Bombón está llena de arreglos florales. Y es que cuatro integrantes de una familia perdieron la vida entre los fierros retorcidos del fatídico auto colectivo que debía trasladarlos de Mollendo hasta Punta de Bombón.

.

Los familiares y vecinos velan a Gabi Elizabeth Cárdenas Lazo, Dayana Cáceres Cárdenas y las niñas Gianella Eguiluz Cáceres y María Gracia Aragón Cáceres.

 

.labor en catarindo

Mauricio Versace Torres estaba trabajando en Catarindo junto a su papá y dos sobrinos. Decidió tomar el auto colectivo mortal y volvió a casa en un cajón. Eduardo Versace, tío de Mauricio, lo recuerda como un joven laborioso, dedicado al trabajo en bambú. “Es la pérdida más grande que ha tenido la Punta. Son varias familias afectadas”, refirió.

.

El chofer del colectivo, José  Cusi Flores, es velado en el barrio Santa Mónica, donde sus familiares y amigos no pueden creer hasta ahora lo ocurrido. Christian Gutiérrez Guevara es la décima víctima de este atroz episodio.

inmobiliaria
vitplanet

Edición digita

Buscas casa
aire acondicionado

Publicidad