Tacna. A los cuestionamientos que existen al proyecto Vilavilani II fase I por parte de pobladores de la zona andina de Tacna, Puno y del alcalde Luis Torres Robledo, se sumaron ayer los del consejero delegado Jaime Bautista Aquino, quien consideró que dicha obra corre peligro de no ser ejecutada.

.
“Considero que lamentablemente por la actitud del gobernador, una actitud personalista, no dialogante y hasta cierto punto agresiva, estaría dando lugar a que este proyecto no se concrete. En este momento este proyecto corre peligro por la actitud del gobernador regional de Tacna”, aseveró.

.
El consejero lamentó que la autoridad regional se haya expuesto al presentarse en el Consejo Regional de Puno e indicó que debió realizar un trabajo de consenso en la zona de influencia como es Kallapuma y comunidades ubicadas en los alrededores de la provincia Tarata.

.
“Si el gobernador hubiera cumplido los compromisos de campaña, si hubiera sido dialogante y no hubiera cometido el error de agredir a un dirigente y una comunera de Kallapuma, yo creo que otra sería la realidad”, refirió.

.
Bautista Aquino exhortó al ejecutivo a dejar sin efecto la licitación del proyecto Vilavilani II fase I e iniciar el diálogo con los pobladores de Kallapuma, porque -según su posición- las disculpas que se dieron en su momento no fueron suficientes para lograr el perdón de los comuneros de la zona alta de Tarata.

.
Asimismo, el consejero instó a que se ejecute una mesa de diálogo con la participación del gobierno nacional, el gobierno regional, municipios provinciales y distritales y comuneros de la zona de influencia.

.
Bautista cuestionó a los asesores del gobernador afirmando que no reúnen las condiciones para lograr el desarrollo de la región pese a que se les paga 10 mil soles como sueldo.

vitplanet
inmobiliaria

Edición digita

Buscas casa
aire acondicionado

Publicidad