Ayer, desde horas de la tarde, un policía uniformado y tres compañeros suyos se pusieron a libar licor, abandonando un vehículo portatropas de la Unidad de Servicios Especiales (USE) a un costado de la vía.
La parranda se consumó en el jirón Pucará, a bordo del auto Station Wagon de placa, X2I-223. A unos pasos dejaron estacionado el camión policial donde se traslada el personal para los desalojos e intervenciones masivas.
El uniformado, de apellido Cutipa, y sus acompañantes vestidos de civil, se bajaban del auto para orinar en la vereda.

Justo al promediar las 19:15 horas, dos patrullas y personal de Inspectoría intervinieron a los parranderos. Cutipa estaba meando en la calle y en completo estado de ebriedad.
Trascendió que otros dos serían policías pero al vestir de civil deberán sustentar que estaban de franco, de lo contrario habrán cometido faltas gravísimas.
En el interior del Station Wagon se encontró licor mezclado y botellas de cerveza.

inmobiliaria
vitplanet

Edición digita

Buscas casa
aire acondicionado

Publicidad