Tacna. Tiene apenas cinco meses de edad y la vida de la pequeña Kim Geraldine corre peligro. Una bacteria se instaló en su cerebro y provocó que no se desarrolle con normalidad. Por ello, su familia materna busca ayuda para trasladarla a un hospital de Lima para que estimulen el crecimiento de su cerebro y pueda desarrollarse con normalidad.

.
La bacteria ingresó al cerebro de la pequeña cuando tenía un mes y trece días de nacida, luego de haber padecido de diarrea. La madre de la pequeña es Lizeth Vanessa, de 17 años de edad. Señaló que al primer síntoma del malestar, llevó a su hija al puesto de salud Francisco Bolognesi, donde le recetaron unos medicamentos para curar el problema digestivo.

.
“Después de una semana, casi por Fiestas Patrias, mi hijita estaba mal. De repente un día encontré a mi hijita pálida, con la lengua retraída, encogida, y no se movía. Antes era normal. Se reía, se movía con normalidad. Cuando la llevé de emergencia al hospital me dijeron que tenía meningoencefalitis viral”, relató.

.
La meningoencefalitis es una enfermedad que afecta a las meninges y al cerebro. La bacteria había provocado que la cavidad dentro del cráneo de la pequeña, que no estaba ocupada por su cerebro, se llenara de líquido.

.
Después de dos meses en el hospital fue dada de alta. Sin embargo, el 7 de octubre volvió al hospital para una revisión médica. Es allí cuando se da con la sorpresa de que la bacteria había llenado el cráneo de la pequeña Kim Geraldine con líquido, lo que no permite su desarrollo normal. Para ese tiempo su visión estaba nublada y solo percibía el movimiento cuando giraba sus ojos hacia la derecha.

.

URGENTE

.
Ahora requiere de la intervención de un neurocirujano pediatra para que estimule su cerebro y retire el líquido de su cráneo y vuelva a crecer con normalidad. De no ser atendida a tiempo, la pequeña Kim Geraldine podría derivar en una situación de retardo mental. Incluso podría tener dificultad de movimiento.

inmobiliaria

Edición digita

aire acondicionado
Buscas casa

Publicidad