Agua

Diez mil hectáreas de terrenos de cultivo que se siembran en el distrito de La Joya siguen siendo irrigadas por aguas contaminadas y eso impide tener productos de agroexportación. A diario, 300 litros por segundo de aguas servidas llegan a los tallos de las plantas.

.
La Planta de Tratamiento de Aguas Residuales (PTAR) La Enlozada fue construida para descontaminar el río Chili. Pero solo trata el 80% (1200 l/s) de los 1500 litros por segundo de aguas negras que generan los arequipeños porque está conectada a las redes principales de desagüe que opera Sedapar. El resto lo producen 28 vertimientos no autorizados. Esos se van directamente a incrementar el caudal del río Chili.

.
“Nadie controla ni sanciona a las empresas que tienen vertimientos que caen al río. La contaminación continúa. Durante 40 años hemos recibido el desagüe de Arequipa. Nuestra tierra está enferma, está llena de hongos. La PTAR debió solucionar todo. Pero, todavía recibimos coliformes fecales”, reclamó el presidente de la Junta de Usuarios de La Joya Antigua, Ernesto Tamayo Cuéllar.

.
Según la Autoridad Local del Agua, en Arequipa existen 28 vertimientos informales que desembocan directo al río. De ellos, en abril del presente año, fueron multadas seis empresas. Se trata del Club Internacional, la Escuela de la Policía Nacional del Perú, los restaurantes Munay Mayo, Sillustani y El Rosal, y la empresa Concesionarios Autorizados SAC.

.
La zona agrícola de La Joya recibe el agua del río Chili desde sus canales de regadío. Los agricultores aseguran que el olor fétido e insoportable del agua de cloaca ha desaparecido pero aún conserva una turbidez. Extrañan el agua cristalina de los años 50 del siglo XX.
Tamayo Cuéllar dice que no puede negar que mejoró la calidad del agua, pero es mínima la mejora.

.
Sociedad Minera Cerro Verde requería agua para su proyecto de expansión, por eso se embarcó en el proyecto de ejecutar La Enlozada. Descontaminaban el Chili pero a cambio usarían mil litros por segundo de agua; el resto debería retornar al Chili a beneficio de los agricultores, principalmente de La Joya.

.
“Pero los funcionarios de la mina nos han informado que solo captan 700 l/s y les falta para completar su metro cúbico, y no están soltando nada de agua para el río. ¿Eso quién lo puede saber? Nadie informa, nadie fiscaliza”, indicó Tamayo.
.
Pero la contaminación de los terrenos de La Joya no solo existe por el agua sucia. En las chacras se impregnaron hongos hace 40 años y hoy dañan la tierra. “Nuestros terrenos están enfermos, las coliformes fecales que trajo el agua alimentaron a hongos que perjudican nuestras campañas, porque sale poca producción”, explica el dirigente.

.
Para desaparecer los hongos, cada uno de los 800 agricultores de La Joya invierte por hectárea y por año más de 4.500 soles para mover la tierra con un tractor. Es una manera natural de someter al hongo a las altas temperaturas y mover la tierra 5 veces al mes. Ello significa que el terreno es inservible por un año.

.
El agricultor y expresidente de la Junta, Elmer Juárez, se dedica a cultivar uvas. Explica que la mala calidad del agua no le permite tener una buena cosecha. “El producto ya no crece como debiera; es más pequeño y se llena de plagas. Se tiene que invertir más en el proceso del cultivo. Exportar es un mito. En otros países miden cada detalle y verifican que todavía existe en el producto restos de coliformes fecales”, puntualiza.
.
Los restos de coliformes fecales que todavía llegan a La Joya dañan los sistemas de riego por goteo, El agua arrastra sedimentos y satura los equipos con barro.
Los agricultores de La Joya piden a la gobernadora regional Yamila Osorio que exija a Cerro Verde que informe cuánta aguas residuales está tratando, con cuánto se queda de las aguas tratadas y por qué todavía no se descontamina el río al 100%.

.
Denuncian además que en el contrato entre Cerro Verde y Sedapar para operar La Enlozada se estableció que la PTAR no se encarga de tratar los metales pesados como el mercurio, plomo y el cadmio, entre otros.
Temen que, por ejemplo, los desagües de los hospitales echen estos insumos. Por tanto, decidieron como Junta de Usuarios pedir a un laboratorio particular que mida los límites permisibles de contaminantes que tiene el agua para establecer si realmente el agua que recibe La Joya es más limpia o es una utopía creer que la PTAR los descontamina.

.

inmobiliaria

Edición digita

Buscas casa
aire acondicionado

Publicidad