Segundo Peregrino asesinado

Tiabaya. Cuatro ladrones acabaron con la vida de Segundo Peregrino Llanos (71), en presencia de su esposa María Manuela Casahuatay de Peregrino (70). Y todo para robarles herramientas valorizadas en más de 6 mil soles.

.

Los ancianos dormían apaciblemente dentro de un pequeño cuarto de tripley ubicado en un terreno donde se construía una casa. El lote está ubicado en la avenida Víctor Andrés Belaúnde, en Tiabaya. Los ancianos fueron sorprendidos por los bandidos al promediar las 2 horas de ayer.

.

La propiedad pertenecería al hijo de los ancianos identificado como Segundo Peregrino C. (41), quien trabaja como chofer en la mina Cerro Verde. El terreno fue comprado a inicios de este año y hace dos meses se inició la construcción, según informó el maestro albañil contratado Percy Zevallos Pollanco (59).

.

“Primero cercamos el terreno, que mide 300 metros cuadrados. Luego debíamos construir las paredes y el encofrado del techo; el departamento se iba a culminar esta semana”, explicó el maestro obrero. Trabajaban tres ayudantes albañiles  y en ocasiones el finado Peregrino Llanos. La hora de trabajo es todos los días de 7 a 17 horas.

.

El albañil Zevallos Polanco y su ayudante, como es costumbre, llegó ayer al trabajo. Al tocar repetidas veces el portón de la vivienda en construcción, abrió doña María Casahuatay, quien tenía el rostro pálido y estaba en shock. “Delincuentes mataron a mi esposo”, contó a los obreros.

.

Al ingresar al precario cuarto, observaron a don Segundo Peregrino muerto y recostado sobre la cama. De inmediato, los obreros se comunicaron con los familiares del finado, quienes viven alquilados en la Urb. Los Perales de Tiabaya. Luego informaron el crimen a la policía de la sección de delitos de la comisaría de Tiabaya, para que realicen la constatación.

.

Tras asesinar al anciano, los ladrones sustrajeron el motor de la mezcladora de concreto valorizado en 5 mil soles. Se llevaron además un amolador valorizado en 1.200 soles y los celulares de la pareja. La escena del crimen y robo fue cercada con cinta de seguridad.

.

Los agentes solicitaron la presencia del representante del Ministerio Público, Milusca Velázquez Valencia,  detectives de robos y homicidios del Depincri, peritos de criminalística, biólogos y forenses, quienes realizaron los estudios y diligencias en el lugar.

.

La señora manifestó que no se miraba bien. “Eran cuatro sujetos vestidos con lentes y ropas oscuras. Nos golpearon. Yo me caí de la cama. Mientras, mi esposo intentaba gritar. Lo golpearon porque se resistió al robo. Al parecer reconoció a uno de los ladrones. Luego lo callaron asfixiándolo”, dijo entre lágrimas la esposa de la víctima.

.

El cadáver estaba recostado en la cama boca arriba. Tenía los pies, las rodillas y las manos amarrados con cables de luz. Presentaba lesiones cortantes en la cabeza, rostro y manos, realizados con un objeto contundente, al parecer porque trató de defenderse. También tiene lesiones en el pecho provocadas por un desarmador.

.

La causa de muerte preliminar es por “asfixia mecánica por digitopresión”, es decir, lo ahorcaron con las manos. Luego de las diligencias, el cadáver fue llevado a la morgue para la necropsia de ley. Detectives de robos asumirán las investigaciones.

inmobiliaria

Edición digita

Buscas casa
aire acondicionado

Publicidad