El titular de la Dirección Regional Agraria Puno, César Olarte Zúñiga, dirigió el ascenso de trabajadores nombrados con bases y reglamentos que no fueron aprobados por resolución directoral, pero que a la vez fueron elaboradas a la medida de los 20 trabajadores que ganaron el concurso.

El proceso estuvo tan dirigido que los ganadores ascendieron a un grado inmediato superior, pero en la actualidad vienen desempeñándose en la plaza de grado anterior.
Esto ocurrió porque César Olarte no puso requisitos mínimos a cada plaza de acuerdo al Manual de Organización y Funciones (MOF).

El concurso se desarrolló con bases generales. El grupo de trabajo solo se limitó a informar el número de plazas pero no consideró requisitos mínimos tomando en cuenta que el grado inmediato superior supone desarrollar otras funciones.

El Sindicato de Trabajadores no quiso que las plazas tengan requisitos mínimos. Eso quedó corroborado cuando objetaron a una de las primeras comisión de ascenso integrado por el MVZ Basilio Butrón Rosas.
Después de varios procesos la comisión quedó integrada por César Olarte, David Flores Palacios (primer miembro) y el abogado James y un representante de los trabajadores como veedores del acuerdo a la Resolución 000668-2016.
La comisión usó bases irregulares. Eso fue observado por la Contraloría General de la República mediante el Informe de Control Nº 005-2017-CG/Corepu/4275-ALC.

Por ejemplo, solo se le dio el valor de 45 puntos al título profesional, mientras que a los estudios concluidos de maestría solo le dieron un valor de 02 puntos. Y si el postulante tenía el grado de magíster solo valía 01 punto. Similar ocurrió con el “Doctorado”.
Si el postulante tenía estudios concluidos de doctorado solo valía 01 punto y si tenía grado valía lo mismo.
Si se consideraba los estudios de especialización y grados de formación superior en postgrado, varios de los 20 ganadores no habrían pasado la calificación. En otros concursos de ascenso a nivel nacional las plazas tienen requisitos mínimos.

En otros rubros de capacitación pasó lo mismo. Por ejemplo a los ganadores se les consideró como mérito constancias de haber participado en reuniones del sindicato y participar en reuniones de barrios, y aniversario, etc.
Uno de los mayores beneficiarios es el secretario general de los trabajadores Hugo Zamata Aguirre. Este no está reconocido por el Ministerio de Trabajo.

Hugo Zamata calificó porque en las base se puso como criterios de evaluación es haber sido elegido en cargo por elección popular y haber ejercido cargo político. El único que cumplía este requisito era Hugo Zamata.
Hugo Zamata insiste que el proceso fue legal. Pero el proceso no se compara en nada a otros procesos de ascenso que se dieron en otras instituciones del país haciendo uso del Legislativo Nº 276, sobre la Ley de Bases de la Carrera. Administrativa y reglamentación. Cada nivel tenía requisitos.

Según especialistas en derecho el proceso debe ser declarado nulo todo el proceso.

inmobiliaria

Edición digita

Buscas casa
aire acondicionado

Publicidad