El gerente de Desarrollo Económico del Gobierno Regional de Puno, Ricardo Mamani Quispe, se pronunció con relación al proceso irregular de ascenso a grado inmediato superior de 20 trabajadores nombrados de la Dirección Regional de Agricultura de Puno (DRA). El proceso fue dirigido en diciembre de 2016 por el actual director de este sector, César Olarte Zúñiga, y la vez regidor del municipio de Orurillo, Melgar.

Ricardo Mamani recordó que hay un informe de la Contraloría General de la República que cuestiona la legalidad del proceso sobre el cual el director de la DRA ya debió tomar acciones determinantes. “Si ya se tomó acciones, eso se va tener que revisar”, aseguró.

El funcionario precisó que su antecesor, Juan José Sánchez Salas, emitió Resolución 001-2017-GRDE-GR Puno de fecha 06 de enero la cual declara nula la Resolución Directoral 000636-GR PUNO-DRA que designa a César Olarte como presidente de la comisión de ascenso de la Dirección de Agricultura. Se anuló su designación porque se advirtió que el proceso que iban a dirigir iba ser absolutamente irregular.

Alegó que por tratarse de una resolución de instancia superior debió ejecutarse. Dejó entrever que todos los actos que encabezó César Olarte devinieron nulos. “Los responsables fueron los de la comisión”, precisó.
Preguntado sobre el informe de la Contraloría General de la República Nº 005-2017-CG/COREPU/4275-ALC que advierten una serie de anomalía en el proceso de ascenso, alegó que la acción de control “revela que hubo muchos favoritismos”, dijo.

La Contraloría concluyó que las plazas ofertadas no tenían requisitos mínimos tomando en cuenta que se trata de ascenso a grado inmediato superior. Es más, es tan dirigido que los ganadores continúan desempañándose en el mismo puesto que venían desempeñándose antes que se presenten a concurso. Solo buscan a presión ascender.
Uno de los mayores beneficiados fue el actual secretario del sindicato de trabajadores, Hugo Zamata Aguirre. Este no está reconocido por la Dirección Regional de Trabajo. Por tanto, su representación no tendría legitimidad al igual que sus actos.

César Olarte, el 19 de noviembre emitió la Resolución Directoral 00652-2017 que en un primer momento deja “en suspenso” y en otro momento deja “sin efecto” la resolución que declara ganadores y deja sin efecto el concurso. Pero César Olarte, fiscalizador del municipio de Orurillo, se reúne con los ganadores beneficiarios para que no se adopten medidas correctivas. Recibe presión de Hugo Zamata, secretario general no reconocido de los trabajadores.

Varios especialistas en derecho precisaron que el proceso es nulo de todo derecho y César Olarte incurrió en graves anomalías. Los trabajadores no deberían avalar un proceso tan irregular.

inmobiliaria

Edición digita

aire acondicionado
Buscas casa

Publicidad