Cementerio general

Carabaya. Los pobladores del distrito de Crucero visitaron el camposanto central y pusieron ante las tumbas las tradicionales mesas de ofrendas. Para instalarla llevaron flores, panes, mana, gaseosas, cervezas, asado, entre otros alimentos que eran del agrado de sus seres queridos cuando vivían.

.

El armado de la mesa de difunto es una costumbre que se practica porque, según se cree, el 1 de noviembre las almas vuelven a visitar a las personas vivas para disfrutar lo que les gustaba en vida. Todo lo que se coloca en la mesa es compartido entre quienes se acercan a orar.

.

En horas de la tarde, otra costumbre involucra a los familiares de los difuntos que cumplen tres años de haber partido. Todos organizan una salida de ‘curas’, quienes vestidos de manera graciosa bautizan y casan a los incautos. Los pintan con betún y les echan harina y agua.

inmobiliaria

Edición digita

Buscas casa
aire acondicionado

Publicidad