Tacna. Tras declarar ganador de la buena pro para la construcción del canal de conducción Vilachaullani-Calachaca-Chuapalca, componente del proyecto Vilavilani II Fase I, al Consorcio Irrigaciones integrado por las empresas Condial EIRL, Constructora e Inversiones J&M Nazareth EIRL y la compañía JyS Servicios Generales, el consejero delegado Jaime Bautista cuestionó la capacidad de dos de las tres empresas que conforman el consorcio por el incumplimiento de sus obligaciones en la construcción de la carretera Ticaco-Candarave.

.
“Estamos empezando mal este proceso de licitación porque no puede ser que el comité admita a empresas cuestionadas por haber incumplido con las obras que viene ejecutando, ese es el caso de las empresas que construyen el tramo tres de la carretera Ticaco-Candarave que debió ser considerado por el comité de licitación”, indicó Jaime Bautista.

.
El consejero delegado agregó que “con estos antecedentes lo que avizoramos es que estas empresas se burlen de los trabajadores de Tacna y no se culmine la obra. Vamos a ver si se concreta la firma del contrato para tomar algunas acciones de control desde el consejo regional”.

.
Las empresas cuestionadas por el incumplimiento de pago a obreros y proveedores en la construcción del tercer tramo de la carretera Ticaco-Candarave son Condial EIRL y Constructora e Inversiones J&M Nazareth EIRL.

.
“Una empresa que demuestra incapacidad en la ejecución de obras, que no cumple sus obligaciones con los trabajadores, que se retrasa en el plazo de ejecución, no es una empresa ética, no es una empresa solvente”, expresó Bautista Aquino.

.
En otro momento, advirtió que el Corsorcio Irrigaciones no podrá iniciar la construcción del canal Vilachaullani porque el Gobierno Regional Tacna no cuenta con la licencia social de las comunidades campesinas de Tarata.

inmobiliaria

Edición digita

aire acondicionado
Buscas casa

Publicidad