Tacna. El gobierno regional debería publicar las licencias sociales que obtuvo para la construcción del canal Vilachaullani-Calachaca-Chuapalca, demandó ayer la presidenta de la Cámara de Comercio, Industria y Producción, Corinne Flores Lemayre, quien además expresó su preocupación porque el Consorcio Irrigaciones, que ganó la licitación, lleve al gobierno regional a un arbitraje, y le gane al Estado.

.
Cuestionó que el gobierno regional no haya publicado las licencias sociales, así como el proceso de licitación. “No ha salido muy a la luz pública la licitación. La preocupación me viene por las licencias sociales, pero el gobierno regional ha debido mostrarlas”, refirió.

.
Las propuestas económicas de los tres postores fueron revisados en privado por el comité a cargo de la licitación desde el 31 de octubre hasta el 2 de noviembre, en que otorgó la buena pro de la obra.

.
La preocupación de Corinne Flores es que la construcción sea obstaculizada porque considera que el proyecto Vilavilani II favorecerá la agricultura en el valle de Tacna.
“Ojalá no haya problemas con Puno, que ya viene presentando acciones de amparo. Realmente Tacna tiene competencia en poder traer ese recurso hídrico de allá, porque son excedentes del río Maure”, dijo.

.
“Ojalá este proyecto no vaya a caer en un arbitraje, y al final pierda el gobierno regional y gane la empresa sin hacer nada, como pasó con el proyecto Yarascay, que se anunció y al final se caiga en arbitraje”, agregó.

.
El proyecto Yarascay trata de la construcción de una represa en el distrito de Sama, y fue impulsado por el entonces presidente regional Tito Chocano Olivera. La licitación la ganó el consorcio Ingeniería Yarascay, que llevó al gobierno regional a un arbitraje que todavía no ha sido resuelto.

inmobiliaria

Edición digita

aire acondicionado
Buscas casa

Publicidad