Complicado encuentro

Aunque al final quedó la sensación de que pudo llevarse un triunfo de Wellington, Perú sacó ayer un empate valioso en el partido de ida y quedó a una victoria de sacar el boleto al Mundial de Rusia 2018. Sí, el próximo miércoles, con su gente, en el estadio Nacional, podría ser un día histórico para todo un país. La clasificación se definirá en casa.

.

Faltó meterla

.

Teniendo la mayor posesión de balón durante buena parte del primer tiempo, la selección peruana se sabía superior ante Nueva Zelanda, pero no tuvo la agresividad para imponerse en el resultado.

.

Aún impreciso en el pase final y la falta de sorpresa cuando se aproximaba al área, la blanquirroja fabricó hasta tres opciones claras de ver el balón en el fondo de la red del combinado océanico.

.

Sobre los 10 minutos, hubo una desconcentración de la zaga local, esta titubeó. Y de no ser por la formidable estirada del guardameta Marinovic, Jefferson la ‘Foquita’ Farfán habría cantado el primero de la tarde en el Westpac Stadium.

.

Si Farfán avisó, minutos más tarde, en la mejor jugada colectiva, ‘Oreja’ Flores, metido en la zona de ataque, asustó a los neozelandeses tras conectar de cabeza un servicio de André Carrillo. Pasó muy cerca.

.

Apenas los kiwis intentaron muy poco en materia ofensiva, aunque sí mantenían un orden defensivo. Pero pudo ser desbaratado otra vez cuando Christian Cueva encaró a los defensores rivales, pero su remate se perdió desviado.

.

Conforme transcurrían los minutos, los peruanos sometían a los ‘All Whites’, pero no les hacían daño, ya que no terminaban de asociarse bien en el ataque y cada intento se hacía previsible para una defensa que daba la impresión de no brindar seguridad. Es más, cometió errores que le pudieron costar irse a vestuario con el marcador en contra.

.

Decayó en su juego

.

Los gigantes blancos salieron embravecidos en el complemento. En base a su fuerza y potencia física y un corazón inmenso encimaron a la bicolor, que pasó serios apuros. Pero siempre Alberto Rodríguez y Christian Ramos respondieron con altura. La bicolor se desdibujó  y extrañó en demasía a Paolo Guerrero, que es irreemplazable.

.

El partido tenía pocas chances de gol. Apenas un cabezazo de Aldo Corzo generó peligro en la valla rival. Nueva Zelanda, sobre los minutos finales del lance, pudo llevarse la victoria. Pero la fortuna estuvo de lado de Perú.

.

La angustia por ir al Mundial después de 35 años se prolongará. Pero Perú sí puede hacerlo.

inmobiliaria

Edición digita

Buscas casa
aire acondicionado

Publicidad