Previo a la llegada del presidente del Instituto Nacional Penitenciario (INPE), Ganoza, salieron a la luz denuncias sobre presuntas irregularidades en el contrato CAS Nro 002-2017/INPE-Puno, que estarían relacionadas con renuncias de tres profesionales y usurpación de funciones.

Entre los responsables se encontraría la administradora del INPE, Justa Vargas, quien habría contratado a la profesional Vicky Ramos, antes de la convocatoria del concurso CAS para los puestos de pagador (encargado de girar los cheques al personal y a proveedores), técnico en tesorería y un nutricionista.

EN VIDEO
Esta presunta irregularidad estaría registrada en cámaras de video de dicha institución, ya que Vicky Ramos habría ingresado a trabajar antes de que sea publicado el cronograma de los contratos; además estarían ocupando puestos diferentes a los solicitados.

A esto se suma la renuncia del jefe de Contabilidad y Tesorería, el jefe del Equipo de Recursos Humanos, y el jefe del Equipo de Logística, quienes habrían dejado su cargo por estar en desacuerdo.

Por su parte, Vásquez Ganoza dijo que el caso se fiscalizará. “No hay posibilidad alguna para que alguien ingrese a trabajar sin que haya un proceso CAS, sería un tema de ilegalidad”, refirió al término de la firma del convenio con empresarios.

inmobiliaria

Edición digita

Buscas casa
aire acondicionado

Publicidad