Jefferson Farfán

Lima. En el Estadio Nacional se vivió una verdadera fiesta. No solo el público se desbordó de emociones, sino también los jugadores, el comando técnico y todos los que cumplían su trabajo en el campo. Muchos no pudieron contener el llanto. Los abrazos eran interminables y los gritos y cánticos estridentes.

.

Algunos se tocaban el rostro y mostraban una expresión incrédula: no podían creer lo que estaba pasando. Perú  volvía a un mundial luego de 36 años. Todos los que estuvimos en el estadio hemos sido testigos de un hecho histórico.

.

14

14

13

13

12

12

11

11

10

10

9

9

1

1

2

2

3

3

4

4

5

5

6

6

7

7

8

8

Edición digita

importar de  china