Juliaca. Tras la denuncia que realizó Sin Fronteras ayer, el especialista Richard Ramos Riva, mencionó que la construcción de la segunda vía de la autopista Juliaca – Puno, la misma que ha sido parte de varias adendas desde el 2007, efectivamente presenta una serie de deficiencias, como el bombeo que debería estar diseñado entre el orden del 1 a 1.5% y no como estaría diseñada de 2 a 3% , lo cual sería exagerado.

ACCIDENTES
Ese error provocaría que en el futuro una vez inaugurada esta vía se producirían constantes accidentes.
“El hecho mismo del bombeo hace de que a mayores velocidades de las unidades por encima del 80 a 100 km/h hace que los que están yendo en el mismo sentido al momento de desplazarse ligeramente al mismo carril pierda estabilidad y pueda producirse accidentes”, dijo el ingeniero.

Además, mencionó que en menos de 8 meses de su construcción y aún no es inaugurada esta obra y ya se han presentado varios fisuras, hundimientos, ‘aollamientos’ y pequeños orificios del orden de 5 milímetros, específicamente en el kilómetro 12.
Además, dijo que Covisur, autor del expediente, debió realizar un estudio adecuado antes de ejecutar la obra.
“Esta empresa es autora, el supervisor tiene responsabilidad por no haber velado que se hagan estudios adecuados a nivel profundo, razón por la cual hoy se presentan esos ‘aollamientos’, los pequeños parches que se están realizando son engañosos en el corto plazo”, dijo el especialista.

REMOCIÓN
Además, sugirió aplicar un tratamiento de la base y subbase con gastos que deberían ser costeados por la empresa ejecutora.
“La solución es remover los sectores que están dañados, levantarlas por sectores. La dueña de la concesión, bajo su costo y con la autorización y el orden de la supervisión, debe hacer levantar esos tramos, al Estado no le debe costar porque es de absoluta responsabilidad del proyectista que es el mismo ejecutor”, mencionó Ramos Riva.

Edición digita

Natural English2
Buscas casa

Publicidad