Caravelí. A un día de la muerte de Harold Ramos en las mina Calpa, una minera artesanal dio su testimonio de cómo viven las personas dedicadas a la extracción de mineral. Afirmó que trabaja desde hace muchos años atrás en el sector, con sus documentos en regla; sin embargo ahora se los desconocen. “La única culpable es la minera IntiGold Mining, ahora lo que está haciendo es matar gente”, señaló.

.

Asimismo indicó que no les dejan ingresar a sus centros de trabajo y que les cobran regalías del 20, 30, e incluso el 50% del mineral que sacan. También denuncia que han incendiado sus campamentos y, con el apoyo de personas armadas, los amenazan, inclusive de muerte. Ahora ya hay uno, lamentó.

.

Venciendo sus miedos esta mujer hace su denuncia pública porque está cansada de tanto abuso. Ella hace un llamado a las autoridades para que ahora, al haber un fallecido, por fin protejan sus derechos frente a la minera artesanal de Calpa, IntiGold Mining.

Edición digita